«

»

Ago 26 2016

Imprimir esta Entrada

El pueblo que teme a los herbicidas

Nota original/Fuente: http://www.bbc.com/news/health-36924361

Por Grace Livingstone

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de soja genéticamente modificadas. Es un gran negocio, pero algunos residentes locales temen herbicidas utilizados por la industria podrían estar haciendo que se enfermen.

_90709491_horacio_androsalia2

Horacio Brignone vive en el pueblo de María Juana en las llanuras argentinas, o pampas. Desde su ventana puede ver los campos de soja.

Su hijo de 20 años de edad ha sufrido de asma desde que tenía tres años de edad, dice, pero cuando recientemente se trasladó a una ciudad la condición de desaparecido.

“No ha tenido un ataque de dos años desde que se fue a estudiar a Córdoba,” dice Horacio.”Pero cuando volvió a casa durante dos meses recientemente, comenzó a toser de nuevo.”

Él culpa al herbicida rociado en los campos de soja.

“Estamos a 50 metros de los campos”, dice el Sr. Brignone. “No podemos estar seguros, pero los problemas respiratorios y afecciones de la piel son redondos muy común aquí, entre los que viven muy cerca de los campos.”

La esposa del Sr. Brignone, Rosalía Ramonda, ha sufrido de erupciones en la piel durante años.

Ella me dice: “No hace falta es roja y con picazón Durante años esto sucedió y yo solía decir: ‘. Es algo que comí.'”

industria en crecimiento
En las últimas décadas, la producción de soja ha aumentado drásticamente en Argentina. Se suponía que los cultivos transgénicos a necesitar menos herbicida, pero, como las malas hierbas han crecido resistentes, se han utilizado cantidades más altas de herbicida.

Mientras que el área de tierra cultivada creció un 45% entre 1994 y 2010, las cifras de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas muestran que la cantidad de herbicida que se utiliza en la Argentina aumentó de 19.376 toneladas de ingredientes activos de 227,185 toneladas – un aumento de más de 1.000% .

Las concentraciones más fuertes también se venden con más frecuencia, según los datos de la CASAFE agroquímico argentina organismo de la industria.

El herbicida más utilizado en Argentina es el glifosato.

La Federación Argentina de Profesionales de la medicina ha hecho un llamamiento para el glifosato que se prohibió, pero la sugerencia de que podría ser perjudicial está fuertemente impugnada.

La Unión Europea ha decidido recientemente que era lo suficientemente seguro como para cambiar la licencia del herbicida en Europa durante 18 meses, al tiempo que sigue para evaluar las pruebas.

Dr. Damián Verzeñassi y su equipo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Rosario han estado estudiando la salud de más de 80.000 personas en 25 comunidades en las pampas argentinas desde 2010.

Es un estudio epidemiológico basado en encuestas en lugar de exámenes médicos. Mide la incidencia de enfermedades en la población local y que no es posible extraer de ella un vínculo concluyente entre los pesticidas y la salud humana.

No hay pruebas de fuerza
El estudio encontró que en estas zonas rurales, el 40% de las personas sufren de problemas respiratorios – una tasa más alta que en el resto de Argentina.

“Tenemos más problemas respiratorios en el campo que en la ciudad”, dice. “Y lo que solíamos pensar que si usted vive en el campo se respiraba y vivía de forma más saludable.”

El estudio también encontró una alta incidencia de niños con erupciones en la piel, sobre todo después de la pulverización de herbicidas había tenido lugar cercano.

La tasa de cáncer en estas áreas parece ser significativamente mayor que el promedio nacional también.

“Entre el 75% y el 95% de las comunidades de estas zonas viven a menos de 1.000 metros de los campos en los que la aplicación Herbicidas,” dice el Dr. Verzeñassi.

“Y todas estas comunidades, a excepción de una, durante 20 años han estado en zonas de producción de cultivos transgénicos, que dependen de agrotóxicos, fundamentalmente glifosato …. por lo que no podemos descartar que la posibilidad de que los problemas que están encontrando están relacionados con estos productos químicos “.

El año pasado, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud dijo que el glifosato era “probablemente cancerígenos”.

Monsanto, uno de los principales fabricantes mundiales de glifosato, rebate las conclusiones de la agencia de cáncer de la OMS, que se dice que no ha tenido en cuenta toda la evidencia y tiene “mala caracterizan el peligro”.

Se dice que otros reguladores independientes han concluido que glycophosate “se puede utilizar de forma segura” y “a niveles de exposición realistas no hay un riesgo de cáncer”.

Mark Buckingham de Monsanto dijo: “El glifosato tiene una menor toxicidad que la mayoría de los otros pesticidas.

“En términos de toxicidad aguda [exposición en un día] glifosato es menos tóxico que el vinagre, la sal de mesa, el paracetamol y la cafeína.”

Marcelo García, de la Asociación Argentina industria de la soja ACSOJA, dijo que muchos otros países, incluyendo los EE.UU., están debatiendo las consecuencias para la salud de los herbicidas, pero hasta ahora no hay ninguna prueba de que el glifosato causa cáncer.

Más de 30.000 personas en la provincia argentina de Santa Fe han firmado una petición en favor de la fumigación con herbicidas que se prohíba a 800 metros de las casas y 1.000 metros de las escuelas.

Sonia Lobos vive en María Juana. Ella es una madre de un niño de 13 años de edad que fue diagnosticado con leucemia en la víspera de Navidad del año pasado.

“Un día me dijo:” Mamá, mira tengo una contusión y no me acuerdo de ser golpeado. Lo toqué y sentí un bulto duro, “dice ella.

Sra Lobos vive cerca a los campos y dice camiones que transportan productos químicos para rociar los cultivos pasan a su casa con regularidad. “No sé si esto es realmente lo que causó la enfermedad de mi hijo, pero es lo más probable es que se me ocurre”, dijo.

El ministerio argentino de la agroindustria no quiso hacer comentarios. Pero el congresista oficialista Eduardo Amadeo descartó cualquier sugerencia de que el glifosato o herbicidas se pueden vincular a las enfermedades.

Dijo: “No hay ni un solo caso que puede ser científicamente demostrado estar relacionada con glifosato Gracias a herbicidas como el glifosato, la productividad agrícola en el mundo se ha triplicado..

“Sin ellos el mundo sufriría hambre.”

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=18231