«

»

Jul 25 2016

Imprimir esta Entrada

Mal de Chagas en El Impenetrable: se repiten las mentiras de los gobiernos

El gobernador Domingo Peppo marcó el objetivo de llegar al 2019 con una provincia libre de Chagas. El pasado jueves 21,  desde Comandancia Frías, lanzó la segunda etapa del Proyecto de Fortalecimiento de la Interrupción de la transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas. Con el  director de Epidemiología de la Nación, Jorge San Juan, la coordinadora del Programa Nacional de Chagas, Cynthia Spillman, y la Ministra de Salud Pública Mariel Crespo, entregó vehículos, equipamiento y dio inicio a la etapa de toma de muestra  para realizar serología.

Aborigenes 18 y 19 de nobiembre 310

Los objetivos específicos del programa son alcanzar la interrupción de la transmisión vectorial a través de la eliminación o reducción del vector en domicilio y peridomicilio, desarrollar un sistema de vigilancia entomo-epidemiológica institucional y comunitaria que articulen con los diferentes actores y niveles involucrados en el control de esta endemia, y fortalecer el diagnóstico precoz y tratamiento oportuno de la infección aguda, congénita o vectorial, y crónica.

Otro mito: Chaco libre de Chagas al año 2019

 El gobernador  desde la Escuela de Gestión Social Nº 7, ex Fundación Valdocco, donde se efectuó el lanzamiento, dijo que “como provincia asumimos el compromiso, junto con la Nación, de erradicar para el 2019 el mal de Chagas en la provincia”.  Además, el gobernador remarcó que el objetivo del gobierno es trabajar no sólo en la asistencia a los enfermos, sino también en la prevención. Explicó que las motocicletas entregadas servirán para que los agentes puedan hacer la tarea de control y análisis de pacientes y personas vulnerables de toda la provincia. “Es una lucha que vamos a encarar con la sociedad y la comunidad por lo que el hecho de que se haga desde una escuela de gestión social, tiene todo un sentido”. Apuntó a la importancia de erradicar los ranchos como medida preventiva. Subrayó que “la concreción de la vivienda es una política de Estado para erradicar el Chagas”.

Aborigenes 18 y 19 de nobiembre 264 La  cuestionada titular de la cartera sanitaria, Mariel Crespo, aseveró que “dicha incorporación (las motocicletas) se suma a las acciones que en forma permanente lleva a cabo el Ministerio de Salud, como el tratamiento y detección de la enfermedad en niños y jóvenes, el control de las embarazadas que viven en zonas de riesgo y la fumigación en las viviendas”.

 Ya lo dijo Capitanich: Chaco libre de Chagas 2015

 Capitanich presentó, en julio de 2012, un sistema de fármaco vigilancia para enfermos chagásicos. El exgobernador, con el exministro de Salud, Francisco Baquero, en tal oportunidad resaltó la importancia de ser una de las primeras provincias en implementar el sistema que implicará el uso de benznidazol, fármaco de producción nacional. Además, distinguió el trabajo del programa provincial de Chagas y la disminución de un 50 por ciento de enfermos. Se trataba de una iniciativa impulsada por la cartera sanitaria nacional para combatir la enfermedad, a través del uso y control del fármaco Abarax Benznidazol, producido en el país, que formaba parte   del plan de acciones que los Ministerios de Salud de Nación y Provincia llevarían adelante con el fin de alcanzar la meta “Chaco Libre de Chagas para el 2015”.

 El exgobernador  señaló que “las estadísticas del programa de Chagas reflejan un aumento del número de estudios realizados en la población y una disminución del 50 por ciento en la cantidad de infectados”, comentó. Por último, Capitanich aseguró que la elección del Ministerio de Salud de la Nación, para que Chaco sea una de las primeras provincias en implementar la fármaco-vigilancia del Benznidazol, contribuye a la meta de un Chaco Libre de Chagas para 2015.

 

Genocidio silencioso

En contraposición a  las mentiras de los gobiernos, podemos convencernos de que el Mal de Chagas es un genocidio silencioso o  un desastre humanitario o un desastre sanitario dado que la inmensa mayoría de la  población que vive en el Impenetrable  ya contrajo esta enfermedad, y no cuentan con diagnóstico ni tratamiento en las edades de 0/20 años  y, mucho menos, en la de 20/40. El cuadro es explosivo pero se mantiene oculto por   decisión institucional de la Nación y de Chaco, lo que se refleja en la pérdida de calidad de vida de los enfermos, que contraen patologías asociadas  y mueren prematuramente. Tales enfermos están sin diagnósticos o con diagnósticos y sin tratamientos o con tratamientos interrumpidos y sin medicación, totalmente abandonados.

Aborigenes 18 y 19 de nobiembre 280

No se discute que Chaco es zona endémica de Mal de Chagas y que el Impenetrable es la zona roja de Argentina. Sin embargo, el Programa Provincial de Lucha Contra el Chagas ha sido y es un verdadero desastre, por múltiples razones. Burocracia, ineficiencia y corrupción conspiraron contra un gestionamiento permanente de lucha contra la vinchuca, que se reprodujeron en el curso de la última década, de manera geométrica. Contribuyó a este cuadro que el Ministerio de Salud del Chaco no cuentan con la infraestructura, medios y recursos necesarios para encarar acciones integrales periódicas, o sea cada 6 meses, de modo que el vector siempre ganó la batalla porque aún tomándose en cuenta este dato nada asegura que   no volverán en ese periodo (de 6 meses) a efectuar las evaluaciones técnicas y a repetir las fumigaciones para evitar la intensa reproducción de vinchucas.

Acciones aisladas y espasmódicas

 En el año 2009 se efectuó la penúltima campaña, más o menos efectiva, de fumigación de viviendas y sus entornos, combinándose la intervención de las estructuras de Nación y de Chaco, que luego no fue continuada. Con posterioridad se efectuaron algunas intervenciones, aisladas y desordenadas, que demostraron ser absolutamente ineficaces.

 En el primer semestre de 2014 se ejecutó la última campaña, después de la cual no se encararon otras acciones, planificadas y coordinadas para atacar la vinchuca en los ranchos, o sea que los resultados logrados en estas intervenciones fueron malogrados. Hay más vinchucas que en 2009 y en 2014 por el alto y prolífico nivel de reproducción de las vinchucas.

 Se trató de un ambicioso programa de fumigación, que tenía grandes objetivos, pero que fue realizado  parcialmente. Se montó un espectacular “mega  operativo de salud en el Impenetrable chaqueño”. Fue un ambicioso proyecto de abordaje del Chagas  que nació condenado al fracaso porque   era impracticable por la impericia en su diseño, por la imposibilidad técnica de realizar en terreno serología y tratamiento, y por haberse planificado la fumigación, en el corto plazo, de  12.000 viviendas existentes en El Impenetrable  contando con poco personal, la mayoría de los cuales no tenían una capacitación  adecuada.  Se agotó tempranamente el presupuesto dado que fue mal calculado o improvisado.

Aborigenes 18 y 19 de nobiembre 276

En la primera etapa, que se desarrolló en la zona de El Sauzalito, se emplearon seis camiones del Ejército Argentino, seis camiones de Salud de la Nación y ocho camionetas afectadas a Chagas, con miles de litros de combustible, más de un centenar de personas asignadas y unos 3 millones de pesos gastados. Se fumigó el 40% de lo planificado. En la segunda etapa, en las zonas de Comandancia Frías y Fuerte Esperanza, sólo se utilizaron los seis camiones de Nación, tres camionetas del Departamento de Chagas de Chaco y una de Salud Indígena, que por falta de recursos rociaron alrededor de un 10% del objetivo planificado, abandonándose luego el proyecto de Chagas con la paupérrima estadística de un 11,78% de casas tratadas del total que se debían fumigar. En definitiva se fumigaron 1.413 de los 12.000 ranchos colonizados por la vinchuca.

Vinchucas con casas y Mal de Chagas fuera de control

 Así terminó el ambicioso “mega operativo de salud en el Impenetrable chaqueño”. En áreas cercanas a la localidad de Sauzalito, desde la confluencia de los ríos Teuco y Teuquito, hasta parajes “El Quebrachal”, ubicados al oeste de la Estancia “La Fidelidad”, situada en el corazón del Interfluvio chaqueño, se dio un fenómeno extraordinario y que causó un gran estupor: encontraron “vinchucas con casas”. Fue asombrosa la cantidad de vinchuca hallada en cada rancho, tanto de indígenas como criollos pobres. La existencia de suficiente sangre humana en tales viviendas hacía que allí anidaran hasta vinchucas viejas, sin necesidad de que vuelen hacia otros lugares para asegurar la supervivencia de sus descendientes. El panorama era desolador. Impactó el relato de los pobladores sobre la falta de calidad de vida y las vidas humanas perdidas prematuramente de la población de “El Impenetrable” por el Mal de Chagas producto de la combinación de NBI, AVPP y AVIS. Lo más impactante que se recogió fue es reconocer que existían vinchucas con casas, en la que este vector era el morador y quienes vivían en el rancho eran los huéspedes.

Aborigenes 18 y 19 de nobiembre 325

Este cuadro social y sanitario corroboraba  y   comprueba que el Mal de Chagas está fuera de control, que es la peor situación institucional y sanitaria que puede producirse ante la dura endemia del Mal de Chagas, lo que no se atenúa por medio del operativo de fumigación que se llevó a cabo en  Sauzalito y los parajes ubicados al norte de esta localidad, que coincidieron con la presencia del gobernador y del director de epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, Jorge San Juan.

 Con fumigaciones esporádicas de ninguna manera se podrá combatir la vinchuca. Una lucha frontal y con posibilidades de éxito contra el Mal de Chagas exige una  planificación y ejecución continua  de evaluaciones entomológicas y de  fumigaciones, cada cuatro o seis meses, de la totalidad de los ranchos de El Impenetrable y la realización de  estudios serológicos a toda la población sospechada de haber contraído Chagas, para de esta manera establecer el catastro de esta enfermedad. Lo que hacen Nación y el gobierno provincial sirve de poco. Por el contrario   consolida y robustece la progresión de la demoledora endemia de Mal de Chagas. Es casi seguro que la ejecución del Proyecto de Fortalecimiento de la Interrupción de la transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas será un nuevo fracaso o un simple anuncio efectista. Es posible es que no haga falta volver sobre el tema en el 2020 para corroborar un nuevo fracaso y la persistencia o expansión del Mal de Chagas, que es la enfermedad de los pobres que viven en ranchos, que como endemia se oculta porque no tiene prensa.

*Nota: las imágenes se corresponden con una focalizada intervención  contra la vinchuca realizada por el Centro Mandela, con el aporte de otras organizaciones y profesionales.

 

Notas relacionadas:

http://www.centromandela.com/?p=17485

http://www.centromandela.com/?p=12905

http://www.centromandela.com/?p=11741

http://www.centromandela.com/?p=11430

http://www.centromandela.com/?p=11276

http://www.centromandela.com/?p=10940

http://www.centromandela.com/?p=10640

http://www.centromandela.com/?p=10440

http://www.centromandela.com/?p=10251

http://www.centromandela.com/?p=8123

http://www.centromandela.com/?p=3762

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=17950