«

»

Jun 30 2016

Imprimir esta Entrada

Supuestos abusos a niñas wichí: Fiscal escuchará hoy el testimonio de los padres

Así lo confirmó esta mañana el Procurador General, Jorge Cantero a NORTE. Además aseguró que “el hecho aún no está caratulado en ningún expediente judicial”.

Tras hacerse pública la denuncia realizada en la Comisaría de El Sauzalito, y en virtud de lo publicado por el Centro de Estudios Nelson Mandela respecto a posibles casos de abusos por parte de un docente de la EEP N° 926 de Paraje El Vizcacheral, el Procurador General Jorge Cantero aseguró que la investigación se encuentra en su inicio”.

138286w640h500

Cantero indicó que “hoy el fiscal de Nueva Pompeya, Eduardo la Regina, escuchará testimonios de padres de las supuestas niñas abusadas”, a lo que agregó que “el hecho aún no está caratulado en ningún expediente judicial” y que “la investigación, la cual partió de la denuncia policial y la trascendencia pública”.

Mediante una pormenorizada investigación, el Centro de Estudios e Investigación Social “Centro Mandela DD. HH, reveló los detalles del aberrante hecho que se desencadena en una de las poblaciones más vulnerables de nuestra provincia. Según relata el comunicado del Centro Mandela, el docente D.G., de la escuela de adultos E.E.P Nº 926 del paraje Onholo (Vizcacheral), habría abusado de varias adolescentes indígenas de la etnia wichi.

Las víctimas, que son alumnas de la E.G.B. Nº 926, cuya directora es la señora Silvia Guadioso, actualmente de licencia, serían A.R. (15), M.L (14), L.P (13), S.L. (13), C.A. (13), A.F. (13) y R.P. (15). Un padre señaló que “los niños cuentan que todas las noches él (refiriéndose al docente) lleva niñas a su casa”.

Las tres últimas confiaron y relataron al Centro Mandela sobre los abusos a que habrían sido sometidas desde el año pasado, en forma repetida.

Según un colega, el docente –que cumple una jornada de 14 a 17.15 horas- ha pedido varias licencias porque las quiere agotar y volver a General Pinedo, de donde es oriundo. Se reintegra a su cargo mañana jueves 30 de junio. Al cierre de esta nota la Supervisora de Zona citó a una reunión de la que participarán docentes, padres y alumnos. El encuentro se realizaría a las 15 horas en el paraje Vizcacheral.

Los testimonios Se recogieron testimonios que reflejan que algunos padres conocían los abusos y que no denunciaron. A otros pareciera que les importó muy poco.

Lamentablemente, al parecer, esta actitud sería parte de la cultura de dominación a la que están sometidos las comunidades indígenas, a lo que se agregaría el precoz inicio de las niñas y adolescentes aborígenes en sus vidas sexuales, que despierta con la primera menstruación. Las niñas y niños wichis merodean durante la noche.

Otra causa que se suma son las necesidades de comidas, bebidas, ropas y dinero. Que las hijas adolescentes formen pareja, para los padres significa un desahogo porque es “una boca menos para comer en la casa”. Este conjunto de factores, aislado o combinados, condiciona y auspicia los abusos de todo tipo que se producen en la región y la triste realidad de extrema indigencia en la que viven las comunidades en el Impenetrable.

Todos saben y no hacen nada

Pareciera que los pobladores saben lo que ocurre en la escuela, incluso algunos maestros y alumnos. Nadie hace nada o no interesa o bien tienen miedo.

Los abusos, de todo tipo, se han naturalizado. No obstante este cuadro de indiferencia e indolencia generalizada, se dio el caso de una médica del hospital de Sauzalito que denunció la violación de una niña de 11 o 12 años porque estaba embarazada y se sabía que fue abusada por un hombre mayor.

La madre de la niña reaccionó contra la profesional. Otro caso fue el de un niño de 7 años, que fue a la escuela sangrando. La docente aborigen fue a la casa y la mamá del pibe la amenazó con sacarla del puesto y echarla del paraje. Así suceden hechos aberrantes en el territorio profundo del oeste chaqueño.

La denuncia

La denuncia fue realizada en el curso de esta semana en la comisaria de la localidad del Sauzalito, que está a cargo del comisario Marcelo Ariel Molina, quien asumió sus funciones hace poco más de un mes. Tomó intervención la fiscalía de investigación penal de la ciudad de J.J. Castelli.

Literalmente, salvo los nombres y apellidos que se consignan en siglas por cuestiones normativas, la denunciante señaló que “tomé conocimiento por intermedio de terceros que varias alumnas del establecimiento escolar Nº 926 de Adultos paraje El Vizcacheral están siendo objeto de posible abuso por parte del docente D. G., quien es oriundo de General Pinero que en la actualidad se halla de licencia en su localidad (…) tomó conocimiento que son siete las alumnas. Trátase de las menores A.R. (15), P.R. (15), L.M. (14), F.A. (13), A.C.(13), P.L. (13), L.S. (13), por lo que tomando conocimiento (…) se dirigió domicilio por domicilio y solo las menores F.A., A.C. y P.R., confesaron que fueron abusadas por este docente que vive en la escuela y posee un kiosco de venta de golosinas, lugar donde hizo pasar a las menores y supuestamente las somete sexualmente”.

NOTA RELACIONADA:

http://www.centromandela.com/?p=17750

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=17763