«

»

Jun 27 2016

Imprimir esta Entrada

Quitilipi: “no queremos seguir siendo abandonados por ser pobres”

Fuente: http://redchaco.info/?p=13937

En un lugar donde prácticamente finalizan los límites urbanos de Quitilipi está emplazado el barrio Matadero, otro barrio que visitamos, pero con la misma realidad que viven centenares de familias de esa ciudad.

DSC_0256-e1466929769752-200x300Sobre la calle Islas Malvinas, de tierra por supuesto, está la vivienda de la familia de Griselda Pérez. Una casa de ladrillos sin revocar de dos habitaciones. En una vive ella y en la otra la familia de su hija, Griselda Elizabeth Infante con su marido y cinco hijos. Todas las viviendas del barrio, algunas más precarias que otras, están construidas sobre terrenos fiscales.

Kevin tiene 12 años, Loana 9, Gonzalo 7, Tobías 4 y Bastian 2. Los tres primeros van a la escuela, todos están vacunados pero Gonzalo evidencia bajo peso, un caso más de desnutrición leve certificado por el hospital. Todos los chicos están en este momento con problemas bronquiales y fueron atendidos en la Sala de Guardia del hospital.

Notas relacionadas:Reclaman atención a los chicos desnutridos / Donde el hambre es costumbre
Tienen agua potable que les llega hasta la única canilla ubicada en el frente de la casa y además luz eléctrica. Griselda, la mamá de los chicos, cobra “dos becas, 1.500 pesos cada una, mi marido hace changas cuando consigue y yo cuando puedo”.

“Nuestro principal problema es la falta de trabajo. Esa es la base de todos nuestros problemas”. “La plata no alcanza, los chicos necesitan muchas cosas, hay que darles de comer, estamos lejos del centro del pueblo y cuando llueve se hace difícil salir de acá”.

DSC_0264

La situación es complicada, tienen muchísimas carencias pero su realidad, a pesar de todo, es “mejor” en algunos aspectos que la de otras familias que visitamos. “Los que están acampando en la plaza, frente a la Municipalidad, están peor que nosotros”.

DSC_0278

Como siempre ocurre en nuestras visitas, en pocos minutos varios vecinos llegaron para hacernos saber sus necesidades, coincidentes todos en los comunes problemas de salud, mínimos ingresos y necesidad de trabajar. “Somos pobres, no queremos seguir siendo abandonados por ser pobres”.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=17713