«

»

May 02 2016

Imprimir esta Entrada

El costoso mito del puerto Barranqueras, por la inoperancia de los gobiernos

El Estado nacional compró, a negocio cerrado,  rieles a la República China. Fueron traídos por vía fluvial al puerto Barranqueras. Luego de la estiva debían ser trasladados por ferrocarril, no se sabe cuando,  a su lugar de destino que era  Avia Terai, utilizándose  para ello una logística a contramano de la que cualquier operador privado planificaría ya que a una mayor cantidad de transferencias de productos de un medio a otros se generan mayores costos. Resumiendo, un operador con mínima experiencia habría transportado  los rieles en ferrocarril y los habría llevado a destino en forma directa, sin utilizar las combinaciones de puerto-ferrocarril-puerto ferrocarril ya que esta alternativa encarece los costos. Los argumentos esgrimidos la semana pasada por las autoridades no son objetivos ni serios, en especial cuando intentaron justificar el movimiento ocasional del Puerto. En definitiva, hay que entender las expresiones del gobierno  como una justificación mediática de políticas oportunistas más que como ejemplo de eficiencia. El puerto de Barranqueras se caracteriza por su larga inoperabilidad.

IMG_20160427_102006179Los funcionarios provinciales, especialmente los responsables del manejo del puerto Barranqueras y de los silos de la exJunta Nacional de Granos, fustigaron duramente a Víctor Zimerman, uno de los responsables del Plan Belgrano. Lo hicieron a través de  notas realizadas por algunos medios de comunicación. Mostraron indignación por el cambio de prioridades en la construcción de obras ya que dejarían al Puerto sin el reacondicionamiento del ramal ferroviario que llega hasta allí y a la exJunta de Granos. La declaración más  fuerte decía que: “Zimerman debería ponerse la camiseta del Chaco”. Entre otros, el administrador portuario, Roberto Benítez, recordó la operatoria de las 20.707 toneladas de rieles y 4000 de fijaciones ferroviarias de cemento, que deberían ser utilizadas para la reconstrucción del ramal que une Avia Terai y Barranqueras. De esa manera,  Benítez intentó una infructuosa justificación dando a entender que los rieles importados y acopiados en el puerto Barranqueras corroboraban que dicho puerto estaba  y  está en pleno funcionamiento. En ese intento  escondió que dicha operación fue la única de importancia que se realizó en ese volumen durante  los últimos años.

¿Qué dijo Zimerman?

 El pasado 21 de abril  Víctor Zimerman efectuó declaraciones que difundió un medio local. Señaló  que el ramal C3 del Ferrocarril Belgrano, que uniría  Avia Terai con Barranqueras, no es una obra cuya construcción sea prioritaria para el gobierno nacional, y que el material férreo (rieles) importado de China y acopiado en el puerto Barranqueras será destinado para reacondicionar el ramal que unirá  Avia Terai con Tostado (Santa Fe). Argumentó, como principal motivo, que la obra no tiene justificación por el momento y que no es aconsejable invertir en un ferrocarril que llegue a un puerto (el de Barranqueras), que actualmente no resulta operable en un 100% ya que no garantiza un volumen considerable de operaciones.

Si bien  las declaraciones del Sr. Zimerman pueden resultar antipáticas, la realidad indica que es acertado priorizar recursos para un mejor aprovechamiento del sistema de transporte.  Los productores del centro-oeste chaqueños se verán beneficiados operativamente y con menores costos al contar –en el futuro- con un ferrocarril ágil y directo a los puertos de exportación, en este caso Rosario, ya que la combinación con Barranqueras en las condiciones actuales les resultará más costoso por la incidencia del costo del flete, generado  por una logística deficiente del puerto Barranqueras, que no cuenta con   infraestructura, utillaje y vía navegable en buenas condiciones. Las instalaciones para el despacho de cereales no están en condiciones operativas, sino totalmente desmanteladas y sin uso. Esto aconseja que las inversiones en potenciar el ferrocarril deberían estar  acompañadas de un puerto en buenas condiciones operativas, que permita garantizar el desarrollo de una logística adecuada y menores costos para el productor. O sea que es inapropiado reclamar una gran inversión en el ramal Avia Terai-Barranqueras por las condiciones en que se encuentra el Puerto. Si se lo hiciera, sería otro caso que se   malgastan recursos inútilmente.

Benítez repite sus errores 

Para justificar la poca profundidad del riacho Barranqueras y su reducida navegabilidad, Benítez nuevamente se equivoca o desconoce las normas que regulan el manejo de los puertos, sobre todo cuando señaló que el dragado y mantenimiento del riacho Barranqueras es responsabilidad de la Nación. Sería aconsejable que lea el artículo 20 de la Ley 24.093, que claramente establece que el responsable de cada puerto tendrá a su cargo el mantenimiento y mejora de las obras y servicios esenciales, tales como profundidades y señalización de los accesos y espejos de agua, instalaciones de amarre y remolque. Además, la ley provincial 5012 establece una tasa de dragado y balizamiento que la Provincia cobra a las embarcaciones que utilizan el riacho y el Puerto para el mantenimiento del mismo. Entonces, la pregunta obligada es la que sigue: ¿Para qué la Provincia cobra la tasa de dragado? Y la siguiente sería: ¿A dónde fue  a parar la plata recaudada?

Lo cierto es que una buena parte de la comunidad se sigue preguntando sobre cuál ha sido el destino de la plata que debía ser dispuesta  para efectuar los dos dragados que debían realizarse entre los años 2008/9 y 2012. Para el primero se asignaron 60 millones de pesos y para el segundo 40 millones. Mientras tanto, el riacho Barranqueras estaba y sigue innavegable cuando baja el nivel de agua del Río Paraná. En definitiva, los supuestos dragados que el administrador menciona en la época de los exgobernadores  Capitanich y de Rozas, habrían sido simples simulacros que en nada cambió la precaria navegabilidad del Riacho.

IMG_20160427_101843574

Un cachetazo y baño de realidad

Se ha advertido,   pública y privadamente,  sobre la falta de atención y manejo del puerto Barranqueras. Más allá de las múltiples declamaciones oportunistas de los últimos gobiernos, la realidad comprueba que nada se concretó. Hoy, el cachetazo de la realidad pone en evidencia las falencias que se venían denunciando. Al priorizarse una nueva traza ferroviaria, que unirá   Avia Terai con Tostado, se beneficiará al interior productivo del Chaco con el envío directo de productos en  trenes operativos  hacia el puerto de Rosario. Esto  demostrará casi todas las falencias de las últimas gestiones de gobierno, muchas de las cuales se multiplicaron detrás del  costoso mito del puerto Barranqueras, de la falta de transparencia en el manejo de los recursos asignados y la inoperabilidad de dicho puerto.

Es posible que cuando se pongan en condiciones las instalaciones, que hoy están en estado deplorable,  y que el riacho Barranqueras sea navegable durante todo el año,   se contemple  el financiamiento necesario para construir el ramal que une Avia Terai con Barranqueras, que cuando se construya integrará el transporte multimodal de mercaderías. Lamentablemente,  no contamos con el viento de cola que nos daba la línea política nacional y provincial para realizar obras y  anuncios rimbombantes, de dudosa ejecución concreta. La realidad, a veces, parece ser  aún más dura cuando nos damos cuenta muy tarde.

Nota relacionada:

http://www.centromandela.com/?p=3474

http://www.centromandela.com/?p=2758

http://www.centromandela.com/?p=2841

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=17077