«

»

Abr 16 2012

Imprimir esta Entrada

En el Interfluvio del Impenetrable.Centro Mandela dice que la “Ruta de la madera” es más transitada que nunca

En el Interfluvio del Impenetrable

Centro Mandela dice que la “Ruta de la madera” es más transitada que nunca

El Centro de Estudios Nelson Mandela centra sus críticas en la Asociación Civil Meguexosochi por “la masiva explotación forestal que se ha desatado sobre los montes de algarrobo”. Responsabiliza al gobierno de auspiciar la tala intensa e ilegal en la zona.

A través de un duro documento, la ONG asegura que “el rodeo de algarrobos en el Paraje La Pelolé, ubicado dentro de la propiedad comunitaria de la Asociación Civil Meguexosochi, transformó ese lugar en un paisaje de destrucción y de desolación”.

Recordando que “históricamente fue un verdadero paraíso que las comunidades indígenas conservaban intacto, salvo esporádicos ingresos clandestinos de los explotadores forestales de la zona, con el acuerdo excepcional de algunos pocos aborígenes de la zona. El sueño y el compromiso de la conservación fue la razón fundamental por los cuales las comunidades lucharon para recuperar ese territorio del Interfluvio, que como legítimo proceso terminó con el reconocimiento y constitución de la propiedad colectiva indígena de la Meguexosochi”.

También pone atención en la ubicación del Paraje La Pelolé, señalando que dicha comunidad indígena rural se encuentra a una distancia de siete kilómetros del casco urbano de Villa Río Bermejito. “Uno de sus líderes es Faustino García, formado bajo la nefasta influencia del intendente Lorenzo Heffner y estrecho colaborador de Zenón Cuellar”, agrega. Este último, es presidente de la citada Asociación.

En la reciente recorrida efectuada, “encontramos allí más de medio centenar de troncos de algarrobo recientemente derribados. En la única picada para entrar y salir del lugar, encontramos a un camión que transportaba más de treinta toneladas de algarrobos recientemente talados. El guinche regresó al rodeo de madera ubicado en la arribada o playa del barrio de viviendas de La Pelolé. La imagen fue conmovedora, como también la explotación de la ingenuidad y de las necesidades de la comunidad indígena que entregan sus algarrobos por pocos pesos o a cambio de motos sin papeles, de orígenes dudosos”, denuncian en el citado documento.

Disparando que “el gran beneficiario de todo este negocio es un gran productor forestal de J.J. Castelli y su padrino político, cuyo camión es el que más madera saca de la zona, aunque también se involucra a otro productor también de Castelli y un tercero de Quitilipi”.

En ese sentido, es válido señalar que en los últimos días, fue exonerado el titular de la Delegación de la Dirección de Bosques en esta última ciudad, debido a las graves irregularidades detectadas en el confeccionamiento de las guías forestales.

Más adelante, el escrito del Centro Nelson Mandela, resalta que “la picada de ingreso a La Pelolé desde el Paraje La Sirena es la muestra cabal e indiscutible de la continúa y voluminosa acumulación de los algarrobos cortados en la zona, muchos de ellos centenarios y muy sanos. Encontramos varias “canchas” en las que se talaron los algarrobos. Las cepas eran nuevas. En los distintos lugares quedaron restos forestales que seguramente serán cargados en otros fletes. Lo que ocurre en el eje La Pelolé-La Sirena también se ha producido, muy intensamente, en los Parajes El Mirador y Tres Lagunas, ubicados dentro de la propiedad comunitaria de la Meguexosochi, en el Interfluvio chaqueño. En el primer paraje abatieron más de quinientos ejemplares, hace dos meses. La picada abierta es conocida como la “ruta de la madera”, lo que claramente explica los efectos devastadores de la tala selectiva que allí se llevó a cabo.

También vuelve a insistir que “la masiva explotación forestal que se ha desatado sobre los montes de algarrobo de la Meguexosochi se repite en gran parte del amplio territorio conformado por los Departamentos Maipú, Brown y Güemes, que es el espacio en donde aún se preservan las mejores especies del histórico monte nativo chaqueño.

Remarcando que los productores forestales que operan en esta zona, “están en su mejor momento porque hacen lo que quieren ante un estado absolutamente permisivo y hasta auspiciante de las explotaciones forestales, con el pretexto del desarrollo productivo e industrial, para crecer, enarbolando a VetaNoble, sin medir las consecuencias ambientales, sociales y sanitarias”.

Recalcando que “bajo este esquema, trafican las maderas más valiosas del monte chaqueño, especialmente los algarrobos y quebrachos colorados y blancos. En Pampa 11, dependiente de la Municipalidad de Tres Isletas, clandestinamente sacaron quebrachos para una taninera que compra madera en estas condiciones o bajo la utilización repetida de una misma guía, fundamentalmente durante los fines de semana”.

Por último, el Centro Nelson Mandela, indicó que en la reunión celebrada el pasado 19 de marzo en Casa de Gobierno, “entre el gobernador, el ministro de gobierno, el diputado Bergia, el subsecretario legal y técnico Miro, la Dra. Beatriz Contreras, por el poder judicial, y los representantes de la Asociación Civil Meguexosochi Zenón Cuellar, Víctor Hugo Leiva y Andrés Canteros. Los dirigentes indígenas plantearon la problemática de la tierra en el Interfluvio y expusieron el mandato que tenían que cumplir de acuerdo a la decisión tomada en Asamblea. Nítidamente se destacó que Zenón Cuellar exigiera, en representación de su comunidad, que los criollos debían ser relocalizados, en forma inmediata, para que de esa manera desocupen las tierras del Interfluvio”.

“Hasta allí el tema venía tranquilo. Los intereses económicos de algunos de los que estaban sentados en la mesa de diálogo sacó ventaja y obtuvo del gobernador la voluntad de impulsar a la Dirección de Bosques para que redacte los instrumentos legales para continuar explotando forestalmente el monte de algarrobo a pedido de la Asociación Meguexosochi, que es lo mismo que decir que continuará el festival de aprovechamientos forestales a pesar de que el algarrobo se encuentra en vía de extinción, al igual que el monte de los tres quebrachos”, finaliza el documento.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=1693