«

»

Feb 29 2016

Imprimir esta Entrada

Ni adentro, ni afuera

VECINOS AUTOCONVOCADOS

Hoy los ciudadanos que habitamos el territorio chaqueño carecemos de la capacidad tanto de poder circular con tranquilidad por nuestras calles, como así también de estar dentro de nuestras casas. La entradera como es denominada, que sufriera el Dr. Abasta de inseguridadlejandro Ventura y su familia en estos últimos días nos sigue mostrando la ineficacia de las políticas públicas en la que respecta a seguridad.

Una realidad que no ha sido tomado con la seriedad que merece por los estados y organismos competentes.En la Provincia del Chaco la escalada de delitos no deja de crecer y hoy ronda en los 50.000 delitos por año solo en el área metropolitana. En el Poder Judicial tampoco van muy bien las cosas, solo entre el 3 y 10 por ciento de los casos llegan a una condena, según la fuente que se consulte. La mayoría de los delitos pasan de una forma exprés a archivo, dado que si el denunciante no ha reconocido a quien lo agredió o robo, la misma va por protocolo al archivo. El modus operandi de las organizaciones delictivas cambia permanentemente y como lo reconociera un ex ministro de seguridad provincial, el Estado con sus organismos de seguridad, va por escalera y la delincuencia por ascensor.
Los ciudadanos estamos artos de excusas presupuestarias y de respuestas vacías para un público adormecido por el Futbol Para Todos, la seguridad pública y las políticas necesarias NO EXISTEN, empezando por la tan anunciada Ley de Seguridad Publica 6976, donde existe un Consejo de Seguridad, que no se reúne nunca, donde no hay un plan de Seguridad como lo requiere la ley, donde no hay un presupuesto definido para dicho plan, por que no existe UN PLAN.

Y por sobre todas las cosas la seguridad es entendida por un problema de más o menos policías y ese es un error garrafal, con lo cual nos conforman permanentemente, LA INSEGURIDAD se da por que las políticas de Estado fallan y esa son sobre todo LA EDUCACIÓN, LA INCLUSIÓN y EL SISTEMA DE SALUD PUBLICA.
La Educación, por que no contiene los sectores en riesgo, se debería transformar el sistema educativo, resguardando a estos sectores y cambiando el régimen educativo, pero ningún político se anima a hacerlo.
La Inclusión Social, la tan mencionada expresión se ha convertido en un sistema de exclusión y de desigualdad, sometiendo al vicio del sistema a las personas, antes que liberarlas y sostenerlas como individuos dignos con un presente y futuro. Lo que se ha logrado es la dependencia permanente y el sometimiento. Este es el mayor generador en la fábrica de delincuentes, que se ha tornado el igualador social de esos sectores y es hoy tomado como un TRABAJO, como lo tiene usted o yo. Pero ningún político se ha animado a reformar o replantear dicho sistema a sabiendas de lo que produce a nuestra sociedad.

El sistema de Salud Publica, carece de planificación, inversión y sostenimiento de las áreas que deben encargarse de las adicciones y los problemas psicológicos que tienen hoy nuestros jóvenes. Ni hablar de centros de reeducación o contención de los chicos que están hoy en las drogas que son detenidos y deben ser liberados por carecer de lugares óptimos de detención.

VECINOS, están siendo violados nuestros derechos más esenciales todos los días, el derecho al trabajo, a la libre circulación y por sobre todo el derecho a la VIDA, entre tantos otros.
A DESPERTAR VECINOS, hoy le toco a Ventura, mañana seguro que te toca a vos, porque todos estamos en la lista.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=16405