«

»

Feb 26 2016

Imprimir esta Entrada

La pesada precarización laboral en el Estado: hay 10.000 empleados con contratos transitorios

Fuente: http://www.diarionorte.com/article/134361/la-pesada-precarizacion-laboral-en-el-estado-hay-10000-empleados-con-contratos-transitorios

Uno de los gremios que representa a trabajadores públicos asegura que son más de 10.000 los contratados bajo diversas modalidades transitorias. Reclaman concursos -una gran deuda pendiente- e incorporación a planta permanente para igualar derechos.

131512w640h500Funciones y responsabilidades similares a las de un empleado de planta permanente pero con un salario sensiblemente inferior, sin vacaciones, aguinaldo ni beneficios de la seguridad social son algunas de las desventajas que deben asumir los trabajadores contratados por el Estado nacional, provincial y municipal bajo diferentes modalidades transitorias. Si bien el Chaco promovió y aplicó algunas leyes para la regularización de la relación laboral, todavía queda un número importante de empleados contratados bajo distintos formatos, cifra que varía según los distintos gremios que agrupan a estatales.

Estimaciones de la Unión del Personal Civil de la Provincia indican que alrededor de 10.000 son los precarizados que emplea hoy el Estado chaqueño.
El Decreto 58/2016 del Poder Ejecutivo provincial es la medida que adoptó la actual gestión para hacer un análisis minucioso de designaciones, bonificaciones, pases a planta, promociones y/o contrataciones de personal entre el 10 de septiembre al 10 de diciembre de 2015. Desde su conformación en virtud del mencionado decreto, la Comisión Revisora de Actos Administrativos continúa con ese trabajo, y se aguardan definiciones al respecto, situación que mantiene a los gremios en alerta.

“Hasta ahora, no tenemos reclamos por recortes de bonificaciones. Pero sí hay casos de gente que pasó a planta, dejaron de percibir el salario por el contrato o programa que tenían antes, y no están cobrando el sueldo que les corresponde por la regularización laboral”, comentaron a NORTE fuentes de la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP).

Cierto es que la provincia mantiene desde hace años un alto porcentaje de empleo público, incluso por encima del porcentual del Estado Nacional. Según datos de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Seccional Chaco, alrededor de un 35% de los ocupados que conforman la fuerza laboral trabajan en el Estado chaqueño, es decir, entre 35.000 y 40.000 personas.

Para visualizar mejor la dimensión del empleo transitorio, según datos de esta misma organización gremial, del total de empleados públicos, cerca de un 30% trabajan en condiciones de precariedad contractual, un nivel algo inferior al Estado nacional que mantiene un porcentaje cercano al 50%. Si bien este porcentual se redujo un poco en el último tiempo en algunos municipios, lo cierto es que no fue parejo en toda la provincia.

Bolsones de precarización

De acuerdo con estimaciones de la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP), serían más de 10.000 los precarizados que emplea hoy el Estado chaqueño, aunque el número podría ser todavía mayor dados los ingresos de los últimos cuatro meses del año pasado. En cambio, para ATE Chaco serían unos 7.000 los trabajadores en estas condiciones. Los que más cantidad de contratados en estas condiciones tienen son los tres ministerios más grandes: Salud Pública, Educación y Desarrollo Social. Éste último, según la entidad gremial provincial, tiene el 80% de su personal precarizado.

Pero también algunos organismos descentralizados mantienen altos niveles de precarización. Por caso, el Instituto del Deporte, con unos 200 contratados, es decir, la mayor parte de su personal; el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (Ipduv) y el Instituto de Cultura. Actualmente, Desarrollo Social mantiene unos 1200 becarios, empleados a través de distintos programas, mientras que Salud Pública tiene unos 150 beneficiarios de las denominadas Becas 316 y unas 320 personas del Programa de Vectores.

En esta área hubo concursos que promovieron a Médicos Comunitarios y personal del programa materno-infantil, y además es el ministerio que mejor aplicó los términos de la Ley 6655 de octubre de 2010. “En Salud hay 80 judicializados que desde octubre no cobran”, advirtieron desde ATE Chaco. Se refieren de esta manera a aquellos trabajadores que obtuvieron en la justicia un fallo a favor, que les permitió incorporarse en la planta permanente. Pero en virtud de esa situación, dejaron de percibir el beneficio anterior (de unos 1000 a 2000 pesos), y tampoco perciben el salario correspondiente a su nueva condición.

Modalidades de contratación y pago

Entre las modalidades de contratación precaria que más utiliza el Estado provincial se cuentan las denominadas Becas 316 (por las cuales sus beneficiarios cumplen tareas administrativas, de servicios y maestranza), las Becas 317 y las Becas 319. Si bien estas becas pueden ser originadas por un ministerio, a veces la contraprestación del servicio se concreta en otras dependencias estatales, según revelaron desde UPCP.

Promotores territoriales, Promotores de Salud, Programa Foco y Programa Vectores (con tareas en territorio) son otras modalidades que el Estado utiliza para emplear recursos humanos. De este último programa, en el Hospital Perrando hay varios beneficiarios que cumplen tareas administrativas, de enfermería o de mantenimiento, lo que marca con claridad que no cumplen estrictamente con la función normada por la que fueron contratados.

Según ATE Chaco, del total de empleados que tiene el Estado provincial alrededor de un 30% trabaja en condiciones de precariedad contractual.
El Programa Expertos en Salud incluyó a muchos precarizados, porque absorbió a becarios y a gente que venía trabajando en distintas áreas desde hace años”, comentaron desde ATE Chaco. “Las obligaciones son las mismas y los derechos son otros”, resaltaron desde ese gremio, subrayando en ese sentido que el Estado “no cumple” con lo establecido por el artículo 14 Bis de la Constitución Nacional en cuanto a “igual tarea e igual remuneración”.

De esa manera, desde ATE Chaco recordaron que los contratados bajo estas modalidades cobran salarios inferiores, no gozan de vacaciones ni de aguinaldo, tampoco aportes jubilatorios, obra social u otros beneficios de la seguridad social. Hasta hace no mucho tiempo, los becarios percibían entre 300 y 1000 pesos por mes; pero luego de una recomposición, ese monto llegó a los 3000 pesos, que es lo máximo que cobra hoy un trabajador que tiene una beca.

Los dos gremios consultados coincidieron en los buenos efectos iniciales que tuvo la Ley 6655 del 2010, que preveía unos 12.000 pases a planta, e impedía al Estado la realización de nuevos contratos. A través de esta norma, el Poder Ejecutivo incorporó a la Planta Permanente del Estado a aquellas personas que estaban bajo la modalidad de contrato de servicio, contrato de locación de obra y personal jornalizado.

“Su cumplimiento fue a medias porque su espíritu era terminar con la precarización. Pero al final costó mucho sacar los concursos”, señalaron desde UPCP. En ese sentido, desde ATE Chaco ponderaron que fue una ley que “ayudó” a la regularización del personal estatal, pero como contrapartida quedaron fuera de su alcance todos los becados. “En la Legislatura de la provincia hubo también un avance grande, pero todavía quedan precarizados”, acotaron.

Notas relacionadas:

http://www.centromandela.com/?p=495

http://www.centromandela.com/?p=3262

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=16381