«

»

Dic 29 2015

Imprimir esta Entrada

Descubren nueva explotación clandestina de algarrobos en El Impenetrable

Fuente: publicado en diario Norte el día lunes 28 de diciembre de 2015, sección Locales, pág. 43

El Centro Mandela de Derechos Humanos, Estudios e Investigación Social realizó una nueva denuncia sobre la explotación clandestina de algarrobales en el paraje Pozo Cercado, en la zona del impenetrable chaqueño.
DSCN5077En su documento de denuncia se expone que “Pozo Cercado es un paraje ubicado aproximadamente a tres kilómetros de Misión Nueva Pompeya, frente al paraje Palo Flojal, que es mucho más conocido. Se llega por la ruta costera. Allí viven pocas familias indígenas. Encontramos nueve adultos y niños.

“Los muchachos -al decir de los indígenas que viven en el paraje- estaban cortando algarrobos. Clandestinamente abrieron líneas, filas y picadas, abatiendo desordenadamente muchas especies muy valiosas. El rodeo de los palos de algarrobos cortados se concentró en el corazón del paraje Pozo Cercado. Los cortes se produjeron en un área de más de 20 hectáreas, con el evidente objetivo de seleccionar y talar los mejores ejemplares por edades y diámetro. Las cepas halladas, a distancias variadas, comprueban objetivamente la intensidad y extensión de la explotación forestal clandestina, que resultó fácilmente corroborable por el nivel de restos forestales encontrados en las zonas de corte, en las líneas, filas y picadas. Ha sido notable el desperdicio de madera que provocaron los explotadores, que desecharon rollos, despuntes y ramas, lo que constituye otra violación de las normas legales.

DSCN5064DSCN5073

Ningún poblador precisó el nombre de! empresario maderero, como tampoco individualizó a los motosierristas ni a los conductores del guinche y camiones que transportaron los rollos de algarrobo. Sí confirmaron que salieron del paraje muchos camiones sobrecargados de algarrobos y que la carga completa, cuyo peso desconocían, se pagaba 18 mil pesos. Dijeron que pagan poquito y que en días anteriores estaban cortando para completar otra carga. Suponían que el productor forestal que cortaba los algarrobos de Pozo Cercado era el mismo que estaba explotando los algarrobales de Nueva Población, un paraje ubicado a 9 kilómetros de allí. También confirmaron que ningún empleado o funcionario de la Dirección de Bosques ni de la Subsecretaría de Recursos Naturales inspeccionó el lugar.

En el fondo de la imagen que refleja el rodeo de palos de algarrobos se observa ei puesto sanitario construido por iniciativa humanitaria de un grupo solidario de Córdoba. El puesto está cerrado. Esto también es la prueba cabal del abandono del Estado.

Los ataques al monte chaqueño no se detienen

El Centro Mandela destacó además que “en un documento anterior alertamos que intensa e implacablemente continúa el ataque contra el desmonte de algarrobo en el Impenetrable. Es evidente que la explotación del monte de algarrobo está en su máximo esplendor, sobre todo en el Impenetrable chaqueño. Uno de los puntos críticos está en la propiedad comunitaria de las 20 mil hectáreas de titularidad de la asociación comunitaria aborigen Misión Nueva Pompeya, donde están diezmando el monte. El 27 de noviembre Marisa Pizzi efectuó una exposición en la comisaría de Misión Nueva Pompeya. Señaló que pobladores del paraje Nueva Población le avisaron que estaban “cortando madera al lado dDSCN5072el río, están haciendo desastres’’. La explotación clandestina del monte de algarrobo se produjo en el lugar llamado La Isla, muy cerca del campamento instalado en el futuro parque nacional La Fidelidad. Hasta ahora se desconoce si personal de la Dirección de Bosques inspeccionó el lugar. La policía de Pompeya alegó que no tenían vehículos ni nafta para constatar la explotación clandestina.

Investigación periodística

José Sternberg y Pablo Barrera son reporteros gráficos. El primero es un veterano de muchas luchas y el segundo un joven periodista muy talentoso. En oportunidad en que el Centro Mandela acompañó esta iniciativa periodística fue cuando descubrimos la explotación forestal clandestina en el paraje Pozo Cercado, lo que no es poco tomándose en cuenta que el Chaco no se destaca por contar con un periodismo de investigación y porque, lamentablemente, está bastante perturbada la comunicación a través de los medios masivos.
En este diciembre, por primera vez la organización mundial de periodismo gráfico World Press Photo realiza en la ciudad de México una reunión con distintos exponentes de Latinoamérica. Cada uno comunicará una problemática invisible. Los dos fotorreporteros mencionados, que viven en Buenos Aires, optaron por llevar a la mesa de trabajo -que consideran única- la realidad de las comunidades indígenas del Impenetrable chaqueño. Llegaron a Resistencia en la noche del viernes 6 de noviembre y partieron al día siguiente hacia el monte, con el acompañamiento del Centro Mandela. Investigaron durante quince días. Recorrieron una buena parte del territorio conocido como el Impenetrable. Concentraron su trabajo y fotografiaron las siguientes facetas: salud (desnutrición, tuberculosis, mal de Chagas), acceso al agua para consumo humano, desmontes, identidad indígena (casos de originales con apellidos de próceres como ejemplo de pérdida de identidad), cultura y educación bilingüe.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=15600