«

»

Oct 31 2015

Imprimir esta Entrada

Caso Ángel Verón: los médicos del Perrando reconocieron que había pasto en las heridas

Pasto en las heridas. Este nuevo elemento se sumó a la causa de Ángel Verón, que investiga la Fiscalía de Derechos Humanos a cargo de Daniel Turraca. Fue ayer por la mañana, luego de la declaración de cuatro médicos del Hospital Perrando, quienes participaron de las diferentes intervenciones que le realizaron al dirigente antes de su muerte el pasado 19 de octubre.

Según pudo saber NORTE, el testimonio de los médicos coincidió con el de una decena de testigos que también figuran en la causa y que habrían relatado a Turraca el momento de la detención de Verón. Entre ellos, el relato del hermano de la víctima, Rogelio Verón.

Marcelino

“Figura en el expediente”, confirmó a NORTE el abogado de la familia de Verón, Marcelino Leiva. Quien reconoce que esta y otras pruebas podrían servir para iniciar acciones penales contra, por ejemplo, el actual jefe de la Policía del Chaco, Ariel Acuña.

“Nosotros queremos pedir ya, a la Jefatura de Policía, la remisión de la orden de operaciones para que se afirme también a través de la red, quien dio la orden de intervenir y de reprimir a los manifestantes”, agregó.

“No queremos que sólo caigan los perejiles. Eso mismo dijo (el exministro, Javier) Oteo, que reconoció ser ‘fusible’ para salvar responsabilidades políticas mayores. Tenemos que garantizar la legalidad y seriedad de las pruebas, porque el gobierno ha violado derechos humanos”, disparó.

La prueba

Además del testimonio de los médicos del Perrando y de varios testigos del hecho, el letrado confirmó que la propia Policía documentó lo actuado el 24 de septiembre. “Todo figura en el acta (de constatación y secuestro) manuscrita que realizó el escribiente de la policía ese día”, señaló.

Dicha acta formaría parte de un expediente a cargo de la fiscal penal número 5, Nélida Villalba. Allí se puede leer que se debió “utilizar la fuerza pública” para detener a Verón que “se resistió”. Y también que Acuña era la máxima autoridad policial en contacto con el jefe del operativo.

Además dicha acta probaría que la policía actuó sin orden de la justicia contra el movimiento “MTD No al desalojo”, que dirigía Verón. En este punto, Leiva coincide: “Ni la fiscal Villalba ni el juzgado federal autorizaron el operativo, que además se realizó a 100 metros del lugar donde había sido el corte de ruta, de noche y por un monte cercano”, describió.

Informe preliminar

Tal lo publicado por NORTE en su edición del 29, ayer el fiscal Turraca confirmó a Leiva que el Instituto Médico Forense del Poder Judicial entregó por el momento sólo un informe preliminar de la autopsia realizada al cuerpo de Verón.

“La doctora (directora, Gabriela) Lamparelli y (Walter) Rath detallan que se han observado en ese examen realizado el sábado 24 de octubre, que no está completo debido a que faltaban algunos elementos que se extrajeron de las intervenciones quirúrgicas que se realizaron en el hospital Perrando y que debían ser cotejados, es parcial y sin conclusiones definitivas”, dijo.

Pero que el mismo habría detectado golpes y que ahora se busca confirmación cotejando los resultados de la autopsia con exámenes a restos de tejidos y órganos extirpados a Verón durante las operaciones realizadas en el hospital.

“Intestinos expuestos” y custodia policial

Los médicos del Perrando confirmaron la existencia de pasto en las heridas y también que Verón llegó al hospital “prácticamente con los intestinos expuestos”. “Ellos manifestaron, cada uno en el rol que lo tocó cumplir, la forma en que Verón ingresó al hospital”, explicó Leiva.

Más allá de sus afirmaciones, NORTE pudo saber que los médicos confirmaron que “llegó con heridas expuestas, prácticamente con los intestinos afuera. Y todo sucio, con restos de pasto, por lo que debió ser operado de urgencia, limpiado inmediatamente”, mencionó la fuente.

Como también destacó que los médicos contaron cómo dos agentes de policía no se separaron nunca de Verón en los más de 20 días que este estuvo internado. “Permanentemente estuvieron al lado de él y durante los interrogatorios de los médicos para saber cómo se había producido esa herida, Verón contestaba con monosílabos y de manera reticente, ya que los policías estaban en la cabecera de la cama”, afirmó Leiva.

El abogado aseguró a NORTE que fue tan celosa su custodia, que uno de los policías “acompañó a Verón hasta la sala previa a la sala de operaciones”. “Es decir, casi hasta el quirófano”, dijo.

Notas relacionadas:

http://www.centromandela.com/?p=14516

http://www.centromandela.com/?p=14550

http://www.centromandela.com/?p=14669

http://www.centromandela.com/?p=14714

http://www.centromandela.com/?p=14730

http://www.centromandela.com/?p=14733

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=14737