«

»

Mar 23 2012

Imprimir esta Entrada

Núñez: La mejor arma para combatir la inseguridad es la sociedad organizada

Cree que hay que hacer cambios drásticos en la Policía.

Núñez: La mejor arma para combatir la inseguridad es la sociedad organizada

 

Rolando Núñez espera que los cambios propiciados por el gobernador Jorge Capitanich no sean reducidos a meros anuncios.

 

 

El coordinador del Centro Mandela considera fundamental abordar un debate que abone la legislación sobre seguridad y modernice la fuerza policial. Advierte que el narcotráfico sigue ganando terreno a pasos agigantados.

El coordinador del Centro de Estudios Nelson Mandela, Rolando Núñez, celebró la decisión del gobernador Jorge Capitanich de rever sus políticas de seguridad y plasmar cambios en un proyecto de ley, tal como lo anunciara ayer a la mañana. Pero, paralelamente, lamentó que esta reacción llegara “tan tarde, después de cuatro años de gobierno”; de todos modos se consoló: “Más vale tarde que nunca”, y deseó que “éste no sea uno más de los anuncios que nunca se concretan”.

“Cada vez que advertimos sobre el colapso del sistema penitenciario y de los malos hábitos de la Policía, nos maltrataron, nos dijeron  que no sabíamos del tema”, repasó, y remarcó que “si el Gobierno, en lugar de hacer oídos sordos, hubiera escuchado a la sociedad, muchos resultados lamentables podrían haberse evitado”. Y consideró que “la mejor manera de combatir la delincuencia es a través de la sociedad organizada” con ese fin, y fundamentó diciendo que “son los vecinos los que tienen la información necesaria, conocen a los delincuentes, conocen a los que venden y compran cosas robadas, saben quién fue el primer vendedor de droga del barrio”, pero, “lamentable¬mente, caemos recurrentemente en lo mismo: los gobiernos le temen a la organización social”.

Territorio offshore

Núñez destacó la inseguridad y el narcotráfico como los principales flagelos de la provincia en materia de seguridad. “Cuando hablábamos de mejicanización nos referíamos a que el Chaco, aunque lejos de la realidad mejicana, estaba en ese camino, pero les pareció una exageración”, dijo, y opinó que “ahora nuestra provin¬cia ya es un territorio offshore para el narcotráfico”. Según él, “ingresa mucha más droga que la que se cree, y las fuerzas de seguridad sólo detectan y secuestran una ínfima cantidad”.

Núñez cree que, en materia de narcotráfico, no alcanza con la Policía local, sino que de¬manda armonizar tareas con las fuerzas federales y políticas que contemplen no sólo el contexto provincial, sino el nacional e internacional: “Hay que establecer vínculos propicios con los gobiernos de Paraguay y Bolivia para un control terrestre, fluvial y principalmente aéreo más efectivo”, dijo, y agregó que “hoy no alcanza con instalar radares porque, por un lado el protocolo de intervención es demasiado burocrático y, por otro, las aeronaves modernas no necesitan infraestructura específica para aterrizar y volver a despegar”.

Cambiar la Policía

Rolando Núñez cree que para que cualquier proyecto en materia de seguridad tenga éxito hay que cambiar el modelo de formación de la Policía; crear conciencia sobre la defensa de los derechos humanos y no sólo dar clases que nadie escucha; establecer mecanismos de trabajo concretos; dotar de un financiamiento acorde; pagar buenos salarios; aplicar rigurosamente el reglamento; hacer un control externo permanente; en¬tre otros aspectos. Y, resumió como “difícil cumplir estos objetivos, porque la Policía, a pesar de los cambios, seguirá siendo la misma, signada por la utilización de la violencia, con corrupción, donde los policías decentes están desorientados y desanimados, sirviendo a una institución policial arcaica”.

A la Policía no hay que pedirle resultados, sino eficiencia, transparencia, responsabilidad, contracción al trabajo, planes y evaluación de resultados, porque si se les exige resultados en estas condiciones, apelan a la violencia“, concluyó.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=1406