«

»

May 26 2015

Imprimir esta Entrada

Un falso mito de Capitanich: “Derrotamos a una coalición que pretendía apropiarse del poder”.

 Al pie de la entrevista, encontrarán el análisis del Centro Mandela, que explica por qué es un falso mito que Capitanich derrotara a una coalición nacional de partidos políticos.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1795905-capitanich-derrotamos-a-una-coalicion-que-pretendia-apropiarse-del-poder

Por Jaime Rosemberg | LA NACION

Gobernador de Chaco y candidato a intendente de Resistencia, dice que asumirá el cargo si gana y que hará “lo que pida” la Presidenta

 Faltan minutos para la medianoche del domingo y Jorge Capitanich sigue dando vueltas por la planta baja de la Casa de Gobierno provincial, repasando en las pantallas de la sala de prensa los números de una victoria que ya a esas alturas se confirmaba de manera contundente. Con huellas en el cuerpo luego de una jornada extensa que incluyó un festejo en la plaza 25 de Mayo, y a horas de seguir un periplo que ayer lo depositó en la Casa Rosada, el gobernador de Chaco tiene energía para criticar en diálogo con LA NACION a los “medios nacionales” por “publicar mentiras” sobre su gestión, avalada en las urnas en las internas abiertas a gobernador. Pasada la catarsis, el gobernador y ya candidato a intendente de Resistencia reafirma que no será un candidato “testimonial” y que de ganar asumirá ese cargo; que hará “lo que le pida la Presidenta” en la interna entre Daniel Scioli y Florencio Randazzo; que Cristina Kirchner “merece un descanso” después de dos períodos, y que su triunfo es también la “derrota de la coalición opositora que quiso arrebatarnos el poder”.

-Después de su salida del Gobierno en febrero y todo lo que se dijo? ¿Toma el triunfo como una especie de reivindicación personal?

-A ver… éste es un resultado muy positivo para nosotros. Siento un gran afecto por el pueblo chaqueño, y recíprocamente del pueblo chaqueño hacia mí. Hemos podido construir una relación de mutuo afecto y pongo lo mejor de mí con dedicación y esfuerzo para lograrlo. Es cierto que a veces sentí que la información que se transmite no es la correcta…

-¿Desde los medios nacionales?

-Correcto. Acá se transmiten datos incorrectos sobre desnutrición infantil, y quiero dar los números objetivos. Tenemos unos 24.000 nacimientos por año, y una baja en los índices de 20,9 por mil a 10 por mil en 2013, con una meta de 8,5 mil para 2015. La oposición agrede con datos mentirosos y ustedes los publican.

-¿Reconoce que aún falta o no?

-Sí, pero los índices claramente han mejorado. Esto no es la Capital Federal, que tiene 220 kilómetros cuadrados, donde tienen muchísimos problemas, pero me critican a mí nomás… tenemos aquí un abordaje territorial ciertamente complejo. La oposición está absolutamente desinformada, lo único que hace es dar opinión política y rehúye un debate frontal conmigo [se enoja].

-¿Le daría el debate a la oposición chaqueña entonces?

-Claro, por supuesto, nadie conoce la provincia de Chaco como yo, nadie. Ni los actores, ni el territorio, ni los números, ni lo que se hizo.

-Es una reivindicación personal, entonces…

-Y bueno… hemos tenido una gran elección en 2011, otra gran elección en 2013… ¿Y hasta ahora quién tuvo una victoria con los números que tenemos nosotros?

-Pocos…

-Pocos no, ¡ninguno!

-Sí, en comparación con otros dirigentes nacionales que se han presentado a elecciones, sí…

-Yo soy un dirigente local [sonríe].

-¿Va a la intendencia entonces?

-Exacto, ahí no vamos a tener más conflictos y periodistas como vos van a venir a tomar un café [se ríe].

-¿No lo tienta volver al gobierno nacional? Como vice, es lo que se rumorea por aquí…

-No, la verdad que no…yo voy a estar donde la Presidenta me diga que esté. Pero tengo la suficiente confianza con la Presidenta, ella sabe muy bien que yo voy a ser intendente de Resistencia. ¡Y voy a ser el mejor intendente de Resistencia!

-¿Y entre Scioli y Randazzo con quién se queda en la interna?

-Lo que diga la Presidenta, allí estaré. Eso es disciplina partidaria.

-Urtubey afirmó que no ve a la Presidenta en un cargo ejecutivo después de 2015. ¿Usted dónde la ve?

-No puedo interpretar qué es lo que va a hacer la Presidenta. Es una mujer extremadamente inteligente, sabe de esta materia, ¡qué podemos aconsejarle! La he admirado mucho como senadora, pero mucho más como jefe de Gabinete, por su coraje y capacidad para liderar un complejo país como es la Argentina.

-¿La ve retirada desde diciembre?

-Ser dos veces presidenta no es una cuestión menor, ¿no? [se ríe].

-O sea, se merece un descanso…

-Sí, claro. Bien merecido.

-Hizo hincapié en que Macri, Massa y otros presidenciables estaban con Ayala. ¿Son resultados extrapolables a lo nacional?

-Acá se dio una coalición opositora, vinieron a respaldar a la candidata a través de spots televisivos y convergencia física, pensando que aquí podían arrebatarnos un triunfo. Que después la candidata diga que se trata sólo de una primaria… es una excusa que no se la cree ni ella.

-¿Qué conclusiones saca de la elección?

-La primera es la altísima polarización. Si no fuera por el piso más bajo que existe acá (0,75 en lugar de 1,5, como en otros distritos) quedarían sólo dos candidatos. Segundo: gran diferencia sobre el segundo, la más amplia del país en esta etapa. Tercero, la derrota de una coalición que pretendía apropiarse del poder.

-¿Intendente de Resistencia?

-Por supuesto, es un lugar donde me siento bien, muy cómodo.

Nota del Centro Mandela: un falso mito desarrollado por Capitanich en esta entrevista

En el textual, Capitanich respondió: “ Acá se dio una coalición opositora, vinieron a respaldar a la candidata a través de spots televisivos y convergencia física, pensando que aquí podían arrebatarnos un triunfo”. Y que “La derrota de una coalición que pretendía apropiarse del poder”.

Desde nuestra perspectiva Capitanich planteó un falso mito cuando respondió que había derrotado a una coalición opositora. Tanto Macri, como Massa y Stolbizer ni siquiera abrieron  un local partidario en Chaco. Massa tenía dos referentes políticos: Juan Honcheruk, intendente de Villa Berthet, que juntamente con el abogado José Sánchez (ex presidente del Consejo de Abogados de Resistencia), lanzaron la línea política de Massa. Honcheruk, que es peronista, terminó acordando con Capitanich.  A José Sánchez no lo vota nadie dado que no tiene militancia politica ni social. O sea que de apenas se produjo el lanzamiento del partido del Massa, el distanciamiento de ambos dirigentes produjo la implosión de la inciativa, que terminó en la nada. Sánchez, sin militancia ni seguidores, integró en representación del masismo el frente Vamos Chaco, que llevó como candidata a gobernadora a la ingeniera Aída Ayala.

Lo de Macri fue aún peor. Ni siquiera se le conoce un dirigente político en la provincia que represente al PRO.Tampoco tiene local partidario. Lo mismo ocurre con Stolbizer.

El único aporte que hicieron Massa y Macri fueron sacarse fotos con la candidata Ayala, que suponemos restó votos porque el Chaco es históricamente peronista. Cuando vinieron estos dos dirigentes nacionales ni siquiera organizaron  un acto político. Se sacaron fotos en oficinas y en una vivienda de un barrio, sin acompañamiento popular.

En definitiva,  cuando Capitanich  destacó que había derrotado a una “coalición opositora” es evidente que apuntó con su opinión al electorado nacional y a los medios de comunicación que apoyan a Massa y  Macri y, fundamentalmente, a lo que llama la corporación mediática.  Capitanich sabe perfectamente que no derrotó al macrismo, al masismo y al Frente Amplio Progresista de Stolbizer, que solamente son sellos en Chaco  y son candidatos irrelevantes para el electorado local, tal cual ocurre en Corrientes, Misiones, Formosa y Santiago del Estero. Es probable que Capitanich utilizó los resultados de las PASO para instalar la estrategia de una proyección nacional en la tendencia electoral que verdaderamente no es así porque en Chaco se repitió una nueva  competencia electoral que expresa el bipartidismo (peronismo y UCR) más hortodóxo. En estas elecciones la polarización fue absoluta, a tal punto que los votos en blanco son la tercera fuerza y la sumatoria del PO y de dos pequeños frentes políticos fueron votados por 16.700 personas. Cabe entonces la frase de que la realidad es la única verdad.-

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=12587