«

»

Abr 23 2015

Imprimir esta Entrada

Rompen y roban ambulancias en Salud Pública de Chaco

En el documento anterior, que titulamos Ambulancias públicas y negocios anti-salud, describimos cómo se rompen y se roban ambulancias del Ministerio de Salud Pública de Chaco.El 17 de octubre del año pasado presentamos una concreta denuncia administrativa ante el Ministro de Salud del gobierno chaqueño con el objeto de que tuviera conocimiento y tomara intervención en las posibles maniobras fraudulentas que dañarían patromonialmente al Estado en el área estratégica de funcionamiento del sistema de ambulancias públicas destinadas a traslados de pacientes en situaciones de urgencias, emergencias y derivaciones desde centros sanitarios de menores complejidades hacia otros con mayores y mejores respuestas para los pacientes.

Producto de las graves irregularidades halladas como consecuencia de la investigación social que llevó adelante el Centro Mandela, advertimos al Ministro de Salud que debía realizar inmediatamente una investigación administrativa y la correspondiente denuncia penal. Pusimos en conocimiento del Ministro que habíamos detectado una organización que tenía como botín las unidades de movilidad del Ministerio de Salud, con epicentro en las valiosas ambulancias. Se le señaló al Ministro el posible conocimiento de las irregularidaes por parte de las máximas autoridades de la Dirección de Ingeniería Hospitalaria en las reparaciones fraudulentas y en los desguases de las ambulancias. Desde el año 2012 un mecánico es un fuerte proveedor del Ministerio de Salud. Facturó casi 2 millones de pesos desde que repara ambulancias, a un promedio superior a los 30 mil pesos mensuales, con picos de facturación de casi 70 mil pesos. El dueño del taller mecánico no tiene un solo empleado declarado, lo que contradice su abultada facturación y las pautas legales que entablan las exigencias de regularización tributaria y laboral de los proveedores de Estado.

También denunciamos administrativamente el fraudulento remate de ambulancias que se debiera haber llevado adelante el 22 de octubre del año pasado, que con buen criterio el gobierno dispuso suspender. La mayoría de las unidades más modernas a subastar no tenian instalados sus motores y otros componentes, lo que permitía aparentar que estaban en desuso, mientras que las más antiguas y deterioradas –que efectivamente estaban en desuso- se presentaban con todas sus partes. Se habían organizado algunos oferentes que comprarían unidades estrechamente vinculadas con la operatoria para hacerse de los rodados. Tratarían de usufructuar parte del listado de vehículos que se subastarían, comprando aquellos que resultaban de especial interés en función de las piezas y componentes que ya estarían en poder del o de los compradores o de personas vinculadas.

Resultado de la investigación

El Centro Mandela le presentó al Ministro de Salud pruebas e indicios suficientes como para que inmediatamente efectuara la correspondiente denuncia penal. Se le aportó una serie de imágenes fotográficas de lugares y de las ambulancias que se subastarían. Se le presentó fotografías tomadas en el Parque Industrial Chaco, ubicado en Avda. del Puerto 238 de Barranqueras, lugar donde se exhibían los automotores a subastar, de tal modo de que el referido funcionario contó con los elementos suficientes para avanzar rápidamente en la investigación administración (sumarios) y en la realización de la denuncia ante la justicia penal.

Aparantemente, el Ministerio de Salud avanzó un poco en el esclarecimiento de los hechos. Se destaca la correcta decisión de suspender la subasta de las ambulancias. Se inició, lentamente, un sumario administrativo y cambiaron roles y funciones de algunos de los responsables de las áreas intervinientes, mencionandose a dos funcionarios, con lo cual no se resuelvió la cuestión estructural de la corrupción en Salud Pública. Casi naturalmente las medidas tomadas no alcanzaron para profundizar la investigación administrativa. La corrupción re refortaleció. Los negocios en torno a las ambulancias nuevamente se multiplicaron. Mientras tanto, faltan esos vehículos esenciales para el buen funcionamiento del sistema sanitario público. A partir de esta situación, hoy ampliamos la denuncia administrativa que formuláramos el 17 de octubre del año pasado. O sea que el Ministro de Salud actual tiene la obligación de refortalecer la investigación y aniquilar los efectos desvatadores de la corrupción, que esta vez tiene su epicentro definido en la Dirección de Ingeniería Hospitalaria.

A continuación va la nota presentada en el día de la fecha al Ministro Hugo A. Sager

 

 

 

Resistencia, 23 de abril de 2015

SEÑOR
MINISTRO DE SALUD
GOBIERNO DE LA PROVINCIA DEL CHACO
SU DESPACHO:

TRAMITE PREFERENTE Y PRONTO DESPACHO

AMPLIA DENUNCIA ADMINISTRATIVA

REF: CONTINÚAN LAS POSIBLES MANIOBRAS FRAUDULENTAS QUE DAÑARÍAN PATRIMONIALMENTE AL MINISTERIO DE SALUD Y QUE, FUNDAMENTALMENTE, AFECTAN LA CORRECTA Y EFICIENTE PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE AMBULANCIAS PARA TRASLADOS DE PACIENTES QUE CURSAN SITUACIONES DE URGENCIAS Y EMERGENCIAS EN EL SISTEMA SANITARIO PÚBLICO.

INSTA FORMULACION INMEDIATA DE DENUNCIA PENAL (Art. 315 del Cod. Proc. Penal de la Provincia del Chaco, Ley Nº 4.438), PROPONIENDO A LA FISCALIA PENAL DE INVESTIGACION PRELIMINAR LOS ALLANAMIENTOS URGENTES DE TALLER, VIVIENDA Y DEPOSITOS INDIVIDUALIZADOS EN EL PRESENTE ESCRITO, EN LOS QUE PODRÍAN RESGUARDARSE PIEZAS Y/O COMPONENTES DE AUTOMOTORES DE TITULARIDAD DEL MINISTERIO DE SALUD PUBLICA QUE DEBIERAN SER OBJETOS DE SECUESTROS COMO PRUEBAS MATERIALES DE LOS EVENTUALES DELITOS EN CURSOS.
_____________________________________________________________________________________________

I) OBJETO DE ESTA PRESENTACIÓN: en nuestra presentación anterior, que fue recepcionada por este Ministerio el 17 de octubre de 2014, denunciamos administrativamente ante el anterior Ministro de Salud hechos muy graves. Producto de la referida presentación, el entonces Ministro de Salud Jaime Parra Moreno ordenó instruir sumario administrativo en el ámbito de la Dirección de Ingeniería Hospitalaria a través de la RESOLUCIÓN Nº 935, fechada el 21 de octubre de 2014.

Al inicio de nuestra presentación anterior señalamos que: “una perceptible organización en el Ministerio de Salud Pública estaría mostrando sus alcances luego de conocerse algunos testimonios claves de vecinos del tallerista Juan Antonio Horñiacek y agentes. La clave son las unidades de movilidad de este Ministerio, con epicentro en las valiosas e indispensables ambulancias, algunas en condiciones de ser utilizadas y claramente inexistentes en áreas estratégicas donde debería prestar servicios de traslados de pacientes que cursan situaciones de urgencias y emergencias sanitarias, aún bajo riesgos de vidas.

Como en ocasiones anteriores, y en otros tantos estamentos del Estado, las acciones que perjudicarían el patrimonio provincial comprometen las estructuras internas del sector público. Concretamente, esta presentación apunta a señalar que, con posible conocimiento de las máximas autoridades de la Dirección de Ingeniería Hospitalaria del Ministerio de Salud, un nutrido parque de ambulancias son sistemática y mayoritariamente “reparadas” en un taller mecánico de la ciudad de Resistencia, aunque los casos menores son derivados a otros dos proveedores de menor cuantía, como para aparentar diversidad de prestaciones.

El taller

El gran reparador sería J.A.H, conocido mecánico que tiene su taller en Misionero Klein 767. En 2012 comenzó a prestar servicios de mecánico para el Ministerio de Salud Pública, denunciando su domicilio en Padre Cerqueira 1202. Parecen viables las sospechas de posibles connivencias con la Dirección de Ingeniería Hospitalaria. Según los testimonios recabados, sería fácilmente comprobable que desde el año 2012 Horñiacek es un fuerte proveedor del Ministerio de Salud. Facturó casi 2 millones de pesos desde que repara ambulancias para el Ministerio, a un promedio superior a los 30 mil pesos mensuales, con picos de facturación de casi 70 mil pesos. El dueño del taller mecánico no tiene un solo empleado declarado, lo que contradice su abultada facturación y las pautas legales que entablan las exigencias de regularización tributaria y laboral de los proveedores de Estado, que es una matriz repetida en esta provincia, que tiene un sistema sumamente anárquico de compra de bienes y de servicios, sin mecanismos de controles transparentes, por lo que no escapa los efectos de la corrupción.”

Preocupaciones sobre el remate que se suspendió el 22 de octubre de 2014

Producto de nuestra presentación del 17 de octubre de 2014 se suspendió el remate de ambulancias. Sobre este tema, en tal oportunidad planteamos que: “la reparación de las ambulancias parecería ser que no es la única vía para ganar dinero. Los testimonios recogidos indican que en el remate público que se llevará adelante el 22 de octubre se presentarían oferentes que comprarían unidades estrechamente vinculadas con la operatoria para hacerse de los rodados bajo mecanismos eventualmente irregulares, no pudiendo descartarse la posible intervención -directa, indirecta, implícita o tásita- de personas que intervendrían en los desguaces de las unidades. Usufructuarían parte del listado de vehículos que saldrán a subasta, comprando aquellos que resultan de especial interés en función de las piezas y componentes que ya estarían en poder del o de los compradores. Adviértase que la mayoría de las unidades más modernas no tienen instalados sus motores y otros componentes, lo que permite aparentar que están en desuso, mientras que las más antiguas y deterioradas se presentan con todas sus partes (ver fotos, proporcionadas en soporte informático, tomadas el 16/10/2014 en el lugar de exhibición de los vehículos a subastar).

El Ministerio ofrecerá la mayor cantidad del parque automotor que estará disponible en el remate, superando a los restantes organismos del Estado. Una particular y llamativa singularidad de los actos preparatorios del remate se localiza en torno al Decreto 1760/14, que autorizó el remate, dado que no fue publicado en la página oficial del Gobierno del Chaco.”

Piezas extraídas de las ambulancias a subastar

Respecto al desguace de las ambulancia, en la presentación del 17 de octubre de 2014, señalamos que: “según los testimonios recibidos, previo a realizarse el remate en el taller mecánico se habrían extraído piezas de varias ambulancias para lograr -de ese modo- reducir el precio base y el que se lograría en la subasta. Luego de la compra, tales unidades podrían ser rearmadas con los elementos que habrían sido sustraídos. Bajo esta mecánica se ofrecen dos pick up Ford F 100 y un Mercedes Benz Sprinter, por 3 mil pesos de base, casi como si fueran chatarra. De la nómina de vehículos a subastar, también surgen dudas razonables respecto de la transparencia (precios) de las posibles ventas de las unidades a subastar, identificadas según la nómina publicada como números 7, 53, 57, 66 o 67.

El dueño del taller es prácticamente el único que realiza reparaciones de los vehículos del Ministerio de Salud. Ambulancias de toda la provincia terminan en ese lugar. Los lugares en donde operan serían los siguientes: taller sito en Misionero Klein 765; galpón, que prácticamente permanece cerrado, sito en Misionero Klein 785; galpón ubicado en calle Mendoza 1473; y vivienda sito en Mansilla 666. Las imágenes (fotografías que se adjuntan en soporte informático) ilustran sufrientemente sobre estos inmuebles, que deberían ser investigados.
Razonablemente se supone que en algunos o en todos estos establecimiento existen ambulancias, repuestos, piezas y componentes pertenecientes a distintas unidades de propiedad del Ministerio de Salud, no pudiendo descartarse que forman parte del desguace de aquellas que serían objeto de remate, que de confirmarse comprobarían el fraude a la administración pública, con daño patrimonial efectivo. Entre los elementos valiosos que se habrían extraído a los vehículos a subastar se apuntó a las autopartes más costosas, como inyectores, semiejes, cremalleras y computadoras para los modelos más nuevos (ejemplo: Renault Master Año 2007). Los testimonios recabados indican que algunos de los vehículos que serán rematados podrían quedar inmediatamente en funcionamiento instalándoseles los repuestos, piezas y componentes que habrían sido extraídos.

II) CON LA PRIMER DENUNCIA ADMINISTRATIVA SE APORTARON INDICIOS Y MEDIOS QUE INICIALMENTE PODÍAN COMPROBAR LOS HECHOS PUESTOS EN CONOCIMIENTO DEL MINISTRO DE SALUD:

Con la presentación del 17 de octubre de 2014 se adjuntaron dos (2) DVD’s conteniendo información e imágenes, según la siguiente descripción:

A) DVD Nº 1:
1) Datos del padrón correspondiente a J.A.H;
2) Datos registrado por ATP correspondiente a J.A.H (unipersonal);
3) Publicación de Chacoprensa.net, edicón del 10/10/2014, que cubrió la asunción de DIEGO FERNANDEZ como titular de la Dirección de Ingenieria Hospitalaria;
4) Listado oficial de lotes (automotores) a subastar el día 22/10/2014;
5) GRAN SUBASTA DE BIENES EN DESUSO DEL ESTADO PROVINCIAL: la Subsecretaría de Coordinación y Gestión Pública y la Dirección General de Gestión de Bienes se complacen en invitar a la Subasta de Bienes en Desuso del Patrimonio del Estado Provincial (Decreto N° 1760/14) a realizarse el día Miércoles 22 de Octubre del corriente año en instalaciones del Club de Vialidad Provincial sito en Ruta Nicolás Avellaneda Km. 11,5a partir de las 8hs y hasta terminar.
6) Fotos del taller, vivienda y depósitos del prestador, captadas el 16/10/2014.

B) DVD Nº 2:
1) Fotografías de dos (2) antiguas Ford F100, reparadas por la comunidad, convertidas en ambulancias para los parajes de Tres Pozos y Tartagal;
2) Fotografías tomadas en el Parque Industrial Chaco, Avda. del Puerto Nº 238, Barranqueras-Chaco, lugar donde se exhiben los automotores a subastar.

III) AMPLIA DENUNCIA ADMINISTRATIVA: luego de nuestra presentación del pasado 17 de octubre de 2014 supimos que temporariamente se redujeron los hechos dañinos, fueran o no delitos de acción pública, contra el patrimonio estatal y, fundamentalmente, contra el buen funcionamiento del sistema de Salud Pública en materia de prestación de los servicios de emergencia, urgencia, traslados y derivaciones a través de ambulancias de propiedad del Estado. Sin embargo, luego recrudecieron las irregularidades, incluso con mayor impacto dañino

Se produjo un cambio de conducción que no introdujo ninguna eficiencia ni eficacia en el funcionamiento de la Dirección de Ingeniería Hospitalaria. Hace poco tiempo nuevamente se produjo otro reemplazo, quedando a cargo de la Dirección la ingeniera Irina Castillo, aunque en realidad el organismo está dirigido por Diego Fernández, a cuyo cargo se encontraba la Dirección en la época en que se habrían producido los graves hechos que motivaron nuestra presentación fechada el 17 de octubre de 2014.

Si debemos describir la situación actual, encaja perfectamente en la descripción que ya denunciamos administrativamente en octubre del año pasado. En el curso de este mes hemos repasado nuestra investigación social anterior y encontramos el mismo esquema eventualmente fraudulento que se aplica en materia de reparación de ambulancias, como también cuando se las remolca por algún desperfecto, para lo cual se utiliza un camión remolcador que beneficia a los mismos personajes, que en repetidas ocasiones es conducidos por un trabajador de Salud Pública y el combustible se extrae del sistema sanitario, a pesar de lo cual cobran un altísimo precio por kilometro.

En esta oportunidad ACOMPAÑAMOS VIDEOS en soporte informático y copia simple de nuestro escrito del 17 de octubre de 2014, que demuestra que el señor Juan Antonio Horñiacek continúa prácticamente monopolizando la atención y reparación mecánica de las ambulancias, con la misma intensidad en que lo hacía cuando el director era Diego Fernández. Es increíble la cantidad de unidades existentes en mano de este tallerista. De la última comprobación surge que en su depósito ubicado en Misionero Klein 785, distante a 30 metros de su taller sito en calle Misionero Klein 767 de esta ciudad, encontramos doce (12) ambulancias, mientras que en un galpón ubicado en la parte posterior de la vivienda de este tallerista, ubicada en calle Mansilla 666, se encontraban seis (6) ambulancias.

Mientras ocurren estos posibles hechos de corrupción, ayer el Ministro de Salud y el Director de Zonas Sanitarias tomaron conocimiento que el Hospital de dicha localidad no contaba siquiera con una ambulancia. Si bien este caso fue extremo, en todo El Impenetrable sucede lo mismo. Por ese motivo es que los primeros reclamos que reciben las autoridades sanitarias sobresalen entorno al pedido de ambulancias, que naturalmente demuestra otras falencias del sistema sanitario porque pone en evidencia el escaso nivel de complejidad de los establecimientos hospitalarios en toda aquella amplia región, por lo que la constante son las derivaciones. Pues, entonces, es evidente que la población necesita que el Ministerio de Salud cuente una Dirección de Ingeniería Hospitalaria eficaz, eficiente y transparente; sin embargo allí gana la corrupción, que no solo daña patrimonialmente al Estado sino que atenta contra la salud y la vida de los chaqueños, casi con impunidad permanente producto de que los sucesivos ministros de salud que transitaron durante esta gestión no supieron, no quisieron o no pudieron terminar con este flagelo.

Mientras tanto, idiotamente, algunos legisladores siguen empujando la toma de un crédito por 85 millones para la compra de ambulancias y patrulleros para el “fortalecimiento en áreas de salud y seguridad”, permaneciendo ciegos y sordos a la intensa corrupción que se instaló en torno al tema de reparación de ambulancias y de vehículos policiales. Es la provincia de la impunidad. Si quedara alguna duda, existen objetivamente las comprobaciones, nada más que en materia de salud es más grave porque ganan las enfermedades y las muertes evitables ante la complacencia, permisividad o complicidad de funcionarios públicos.

IV) PETICIÓN CONCRETA: conforme los hechos informados y la eventualidad de estar en curso delitos de acción pública, con probable daño patrimonial efectivo contra el erario público, al Señor Ministro de Salud, SOLICITO:
1) Formule inmediatamente, en tiempo y forma, la correspondiente DENUNCIA PENAL en función de la carga establecida en el art. 315 del Cod. Proc. Penal de la Provincia del Chaco (Ley Nº 4.438).
2) Proponga a la Fiscalía Penal de Investigación Preliminar urgentes ALLANAMIENTOS de taller, vivienda y depósitos individualizados en el presente escrito, en los que podrían resguardarse piezas y/o componentes de automotores de titularidad del Ministerio de Salud Pública, que deberían ser objeto de secuestro como pruebas materiales de los eventuales delitos en cursos.
3) INTIMA LA ENTREGA -EN TIEMPO Y FORMA- DE TODA LA INFORMACION/ACTUACIONES SUSTANCIADAS ANTE ESTE MINISTERIO A PARTIR DE LA PRESENTACIÓN DEL ESCRITO QUE PRESENTÁRAMOS EL 17 DE OCTUBRE DE 2014, QUE DIO ORIGEN A LA RESOLUCIÓN 935, FECHADA EL 21 DE OCTUBRE DE 2014, QUE INCLUYA COPIA DE LA DENUNCIA QUE SE DEBERÁ PRESENTAR INMEDIATAMENTE ANTE EL FISCAL PENAL DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR, MÁS LAS RESTANTES ACTUACIONES ADMINISTRATIVAS YA LABRADAS, QUE INCLUYE EL CORRESPONDIENTE SUMARIO ADMINISTRATIVO: este requerimiento legal ya fue formulado con nuestra presentación del 17 de octubre de 2014 sin que el Ministerio de Salud nos informaran todo lo actuado, por lo cual ya resulta de aplicación las pautas establecidas en los artículos 6 y 8 de la ley 6431, además de lo dispuesto por el artículo 248 del Código Penal.

No obstante ello, nuevamente INTIMAMOS –por última vez- la entrega de toda la información/documentación solicitada el 17 de octubre de 2014, más la que se sustancie a partir de esta ampliación de denuncia administrativa. La entrega deberá ser plena y total, además de oportuna, porque nuevamente se la requiere bajo el expreso apercibimiento contemplado en los arts. 6 y 8 de la ley 6.431, además de lo dispuesto por el art. 248 del Código Penal Argentino, con lo cual no se nos puede impedir el acceso -en las condiciones establecidas por la ley en aplicación- a las documentaciones e informaciones públicas requeridas porque el Ministerio de Salud está obligado a la entrega requerida para transparentar el funcionamiento del Estado y la gestión de gobierno. La entrega de la totalidad de la información/documentaciones solicitadas deberá efectuarse en un término no mayor de quince (15) días, conforme lo dispone el artículo 4º de la Ley 6.431, la que podrá efectivizarse en la sede del Centro Mandela, sito en Avenida Alberdi Nº 338, Ciudad.

Por último, legitima sobradamente nuestra pretensión el INTERÉS PÚBLICO (salud de la comunidad chaqueña), en cuya defensa deben actuar los gobiernos y el pueblo.

ATENTAMENTE.-

Nota relacionada: http://www.centromandela.com/?p=10095

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=12254