«

»

Mar 06 2012

Imprimir esta Entrada

Aborígenes cortaron la ruta 11 argumentando promesas incumplidas

Levantaron la protesta luego de diálogo con el gobernador

Aborígenes cortaron la ruta 11 argumentando promesas incumplidas.

 

RUTA 11 Y 90 (Enviados especiales) – Más de un centenar de aborígenes de la etnia toba, pertenecientes al Movimiento Halcón, cortaron en la mañana de ayer la ruta nacional 11, a unos 300 metros con la intersección de la ruta 90, en reclamo de las “promesas incumplidas por el gobierno de la provincia”.

Básicamente, el pedido se centró en cinco temas puntuales: el pase a planta de 400 indígenas, la inmediata prestación de servicios de 260 trabajadores de la salud contratados por médicos comunitarios de la Nación, la entrega inmediata del presupuesto al Idach 2012, la entrega inmediata de 350.000 mil hectáreas y la paralización inmediata de latalade bosques.

El corte sobre la ruta nacional se inició a las 4 de la madrugada y se concentró en dos tramos, uno ubicado a metros del arroyo Guaycurú y otro próximo al empalme con la ruta provincial N° 90. “El gobernador Capitanich debe atender los reclamos”, sostuvo a NORTE el expresidente del Idach, Orlando Charole, que se encontraba en el lugar del hecho. La protesta se extendió hasta después del mediodía, luego de que se produjera un diálogo con el gobernador.

Al referirse a los temas que piden al gobernador, Charole manifestó que el primero es que “cumpla con el presupuesto del Idach, a cargo de presidenta Andrea Charole, para que esta manera se lleven a cabo las políticas de institucíonalidad y financieras”. Otro de los ítems es “la posibilidad concreta del pase a planta permanente a 400 sanitarios indígenas. Ade¬más, solicitamos al ministro de Salud Francisco Baquero sobre inmediata prestación de servicios de los 260 nuevos agentes sanitarios que ya fueron contratados y nombrados por el gobierno nacional”. ‘También se pide por la construcción cuatro complejos educativos, en Castelli, Margarita Belén, en Wichi y Mocoví”, agregó.

El reclamo también está ligado “con la entrega inmediata de 350.000 hectáreas de tierras en El Impenetrable”, explicó Charole. Seguidamente dijo que también se pide “la paralización inmediata de la tala de bosques, que daña permanentemente al ecosistema”. Ante esto último añadió que se exige la renuncia del director de Bosques de la provincia o el subsecretario de recursos naturales. Largas filas de vehículos varados por varias horas.  Charole consideró que a través de estos reclamos es momento en que el gobernador debe adoptar decisiones importantes para los aborígenes, ya que “muchas veces de los diálogos mantenidos no se cumplieron”, concluyó.

Ya pasado el mediodía Orlando Charole confirmó que la medida de fuerza fue levantada tras haber mantenido contactos con el gobernador Capitanich, de quien recibió el compromiso de trabajar “en profundizar una resolución definitiva” a los temas planteados.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=1210