«

»

Abr 04 2015

Imprimir esta Entrada

Narcotráfico, droga, violencia y delito en El Sauzalito, El Impenetrable

Es muy triste ver a barras de jóvenes alcoholizados y drogados que deambulan por calles y plazas de El Sauzalito, totalmente sacados. Tiempo atrás era inimaginable un presente tan degradado y degradante. De no realizarse un exhaustivo trabajo comunitario y multidisciplinario, el futuro panorama es absolutamente desalentador. La comunidad se debería reorganizar y participar activamente en la tarea de combatir las adicciones, prevenir los delitos y las contravenciones, con el acompañamiento y la asistencia de psicólogos, médicos y terapeutas que se dediquen a colaborar en la concientización, prevención y atención de los adictos y de aquellos que comienzan a experimenar la violencia y el delito.

Alcoholismo, droga, violencia y delitos

Es alarmante la situación que viven los pobladores de El Impenetrable chaqueño, donde desde hace pocos años el alcoholismo y el consumo de droga viene diezmando a jóvenes y adolescentes que viven en El Sauzalito. Paralelamente, se incrementó el nivel de violencia y de delitos. Aumentaron los robos y saqueos. Cada año, antes del inicio de clases, hay que reparar los destrozos que sufren los establecimientos educativos.foto
Este fenómeno decadente, que tiene sus causas perfectamente identificadas, también atrapó a miembros de las comunidades wichi, a criollos nativos y a los recién llegados a la zona. El daño más relevante de las adicciones impacta en la comunidad wichi, donde el mayor número de robos son realizados por jóvenes perdidos bajo los efectos combinados del alcohol y de las drogas. Durante las siestas o por las noches barritas de niños, jóvenes, adolescentes y mayores deambulan por la localidad, hasta el amanecer. Viven de noche y se los puede ver en las plazas o en la costanera del Rio, tomando bebidas alcohólicas y fumando marihuana.
A los robos que se producen en los distintos barrios de El Sauzalito siguió la dificultad de recuperar los bienes sustraídos ya que en gran porcentaje son llevados a la provincia de Formosa, a Nueva Pompeya o a la ciudad de J.J. Castelli, donde los reducidores los comercializan después de comprarlos por monedas para que los adictos consuman porros de marihuana y alcohol. También existe un mercado local en el que se venden los bienes robados y vecinos que compran. Esto alimenta, aún más, los robos. Las autoridades locales no pueden manejar la situación. El funcionamiento policial se torna cada vez más ineficiente. Son insuficientes los policías para una zona tan extensa. Cuentan con un solo vehículo.
Entre el 20 de diciembre y la segunda quincena de febrero queda poca población en El Sauzalito debido al periodo de fiestas y de vacaciones. En esos meses los adictos han vaciado varias viviendas y se cometieron muchos robos, que no fueron esclarecidos. El trabajo policial, en parte, está limitado por las presiones de dirigentes, inclusive de aborígenes. Cuando un comisario intenta trabajar bien, presionan para que sea trasladado.

Corredor “verde” en El Impenetrable

El Sauzalito se ha transformado, en poco tiempo, en un punto -importante y estratégico- del corredor del tráfico de droga que ingresa desde Paraguay y que circula por territorio formoseño. A través del río Teuco, desde Laguna Yema y su área de influencia pasan las “mulas” que articulan con una red de complicidades que instalaron en El Impenetrable. Desembarcan en El Sauzalito y luego avanzan por caminos y picadas de “tránsito libre”, garantizándose el tráfico y la circulación de los vehículos a través de un sistema que involucra a dirigentes políticos, policías, algunos empleados públicos y operadores locales, que actualmente ya son conocidos pero que parecen intocables.
Los caminos y picadas de “libre tránsito” son los mismos por los que transportan la madera clandestinamente extraída del monte, los ganados o animales robados y el venenoso cigarrillo Rodeo que se fabrica en Paraguay, que de contrabando ingresa a la Argentina a través del territorio Formoseño, en donde la red de narcotráfico es fuertemente sostenida por el sistema político, policial y judicial.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=11989