«

»

Mar 28 2015

Imprimir esta Entrada

Por el Principio de Precaución, se aconseja no comer pacues “fabricados” en la Arrocera “San Carlos”

Pacú para Todos llega a Campo Largo y Machagai


El camión del programa estará este sábado en Campo Largo y Machagai, con productos y combos a precios promocionales.timthumb

El programa Pacú para Todos se instalará el sábado, el operativo se trasladará a Campo Largo, frente al municipio, desde las 8.30. Ese mismo día también estará en Machagai, frente al municipio desde las 8.

Dos combos

En los operativos se ofrecerán dos combos: el combo 1, tiene un valor de $ 150 y consta de 3 kg. de producto: 1 paquete de carne molida (1 kg. aprox.); 1 kg- hamburguesas (aprox.) y 1 kg. tekitos (aprox.). El combo 2 tiene un valor de $160 y contiende 3 kg. de producto: 1 kg de milanesas (aprox.); 1 kg de hamburguesas (aprox.) y 1 kg de tekitos (aprox.).

Además se ofrecerán los siguientes productos (los precios están expresados por kilo): Pacú entero congelado $ 38,50; Filet sin costilla despinado sin cabeza $ 76,50; Filet con costilla despinado con cabeza $ 56,50 y Milanesas de pacú $ 65,00.

Lucero

Todos expuestos

Horacio Lucero, Jefe del Laboratorio de Biología Molecular del Insti de Medcina Regional de la UNNE apuntó que “La gente que no vive en el campo cree que está exenta a éste problema”, asegurando que la población residente en grandes ciudades también está expuesta a las consecuencias que genera el uso de herbicidas. “El glifosato está en el ojo de la tormenta por el hecho de los volúmenes que se están utilizando en Argentina. Es tanto el volumen que se está utilizando que llega a nuestras mesas y solamente estudiándolos vamos a poder ver qué cantidad hay en cada uno”, expuso.

El investigador reveló datos alarmantes sobre los últimos estudios de la facultad de la UBA acerca del uso de plaguicidas en productos lácteos y que muchos de ellos ya no debería utilizarse para evitar enfermedades como el cáncer. Por lo tanto, Lucero reclamó a las autoridades de Salud a nivel nacional que a partir del último informe de la OMS actúen en consecuencia. “Esto amerita que ellos empiecen a tomar cartas en el asunto. Si la OMS sale a decir esto ya es una palabra oficial que a ellos mismos los conmina a que tomen algún tipo de decisión”, planteó y aseguró “si uno empieza a hacer un estudio a amplia escala se va a conocer algo terrible”.

¿Pacú contaminado con plaguicidas en Las Palmas?

En relación a la cría de pacú en la Arrocera “San Carlos”, lindante a pocos metros del Barrio “La Ralera”, de la localidad de La Leonesa, Chaco, el productor Martín Meichtry y su padre idearon un sistema de alternancia que une agricultura transgénica con piscicultura. Estos empresarios también son dueños de la Arrocera “Cancha Larga”. Ambas funcionan unidas y bajo la misma mecánica productiva, y se extienden a lo largo de más de 3.800 hectáreas, rodeando por el sur a la localidad de La Leonesa y Las Palmas, que son dos poblaciones territorialmente unidas, que tienen una población total superior a 25.000 vecinos, que es mayor si incorporamos las áreas peri-urbanas y rurales.

arroz_pacu_630

Horacio Lucero, Jefe del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Medcina Regional de la UNNE fue entrevistado por el Diario Primera Línea, que en su edición digital del día miercoles 25 de marzo de 2015 publicó la opinión de este científico, quien afirmó que “Hace dos años comenzó la producción de pacúes en el Chaco como parte del proyecto encarado por el proyecto Puerto Las Palmas. Anteriormente, en esta localidad se llevaba adelante la producción de arroz cuestionada en su momento por el uso de plaguicidas y que derivaron en escándalo nacional cuando el investigador de la UBA, Andrés Carrasco intentó brindar una charla en La Leonesa y Las Palmas sobre el uso de agroquímicos en plantaciones de arroz fue atacado por una patota que finalmente evitó que dicha conferencia se diera a la población.

Consultado sobre el giro que tomó la producción arrocera en la de pacúes, Lucero alertó sobre las altas probabilidades que existen en que estas especies acuáticas tengan altos restos de plaguicidas. Lo que aconsejo es si se podría hacer un estudio porque tampoco hay que condenar a toda la producción”.

 

La cria de pacú en la Arrocera “San Carlos”

 

El sistema de alternancia que aplican en la Arrocera San Carlos con la cría de pacú fue presentada por los empresarios como “una nueva historia de un cliente CLAAS” en junio de 2013. Los medios de comunicación de Chaco reflejaron la difusión del emprendimiento señalando que los empresarios destacaban lo siguiente: “Cuando se habla de producciones agropecuarias sustentables, la rotación de cultivos es una dimages (1)e las primeras cosas que vienen a la mente. Sin embargo, al definir esa rotación, difícilmente se piense en explotaciones que combinen arroz con piscicultura. Los productores chaqueños de Arrocera San Carlos no sólo lo pensaron, sino que además lo pusieron en práctica. De esta forma, ganaron en sustentabilidad e inauguraron un tipo de alternancia entre productos inédita en el país. El proyecto en marcha ampliará esa superficie hasta alcanzar las 1.000 hectáreas, con una producción de 3.000 kg/ha de pacú. Además, en las próximas semanas se inaugurará una planta de faena, que será una de las piedras angulares del emprendimiento que proyectará a la provincia del NEA como la mayor productora de pacú del país. Una planta de alimento balanceado para los peces completará el proyecto, ya que el alimento constituye –por su costo– el principal limitante al crecimiento de la producción.

Sistema en marcha

Los empresarios dijeron al Diario Primera Línea que: “Para hacer posible la rotación se debe reacondicionar el camino perimetral de la producción de arroz, elevándolo aproximadamente unos 1,5 metros. Luego se siembra el arroz en forma convencional, entre septiembre a octubre. El arroz crece durante todo ese verano, y en marzo-abril, se cosecha”, cuenta Meichtry, para después detallar los pasos siguientes: “luego de cosechado el arroz, se imagesvuelve a llenar de agua el lote –hasta un metro de altura– y ahí se plantan los pacúes, que en lo que queda de ese año, se alimentan de los restos del cultivo, el rastrojo, las plagas de arroz (como los caracoles), las malezas que puedan haber quedado y el plancton que resulta de las descomposición de todas estas materias”.

“Al llegar la primavera, cuando las temperaturas superan los 20 grados –explica Meichtry– se le da al pacú alimento balanceado, y para abril-marzo, tenemos el producto terminado, que puede ser cosechado durante todo el invierno. Entonces, a la primavera siguiente se puede volver a sembrar arroz, en un sistema que puede ser pregerminado”.

Uno de los beneficios de este tipo de rotación es que el pacú entrega el lote limpio, sin malezas y las plagas –especialmente el caracol, que ataca al arroz en sus primeras etapas–. Además, según Meichtry, “las heces del pacú fertilizan el lote, devolviéndole al suelo Fósforo, Nitrógeno y unos cuantos minerales más”.

“Por todo esto, vemos esta rotación como una sinergia: el arroz brinda la estructura de canal, el desagüe, los caminos, los sistemas de riego y alimento al pacú; y éste le devuelve un lote limpio, sin malezas, sin plagas y fertilizado para un nuevo ciclo de arroz. Todo cierra en términos de sustentabilidad”, destaca el arrocero.

NOTA RELACIONADA

http://www.centromandela.com/?p=11036

http://www.centromandela.com/documentos/ARROCERA.doc

www.centromandela.com/documentos/Agua.doc

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=11862