«

»

Feb 25 2015

Imprimir esta Entrada

La unica verdad es la realidad. Por Nelson Vilca

Por Nelson Vilca. Comunicador originario

contacto 011-1536164751

www.pueblos-originarios.com.ar

 

Son muchas las denuncias que se han realizado en Bermejito, Chaco sobre la situación de desnutrición, tuberculosis, Chagas, deshidratación y todo sigue igual, yo realice una entrevista en el 2008 en Bermejito, y todo sigue igual, se dictamino un amparo del tribunal supremo de Argentina en el 2007 en donde se obligaba al estado provincial y nacional realizar acciones evitar tantas muertes por desnutrición y tanto olvido a los derechos de los pueblos originarios, pero ahora todo sigue igual, la ayuda que se recibió no se modificó para estar a la altura de inflación existente, la ayuda económica es insuficiente a la demanda actual, se olvidó un poco el tema y volvió a rebrotar la misma situación de siempre, corrupción, olvido, Chagas, desnutrición, tuberculosis, genocidio.

Lo que encontramos al volver a Bermejito después de estar en el 2008 fueron testimonios de enfermeras que acusan al Director del hospital Nestor Kirchner, que cobra al indígena originario 600 pesos el tratamiento de pastillas para la tuberculosis, este tratamiento debería ser gratuito.

Estas enfermeras y agente sanitarias son mujeres sencibles, simples trabajadoras, que por ayudar a los enfermos de tuberculosis, son despedidas, pues ellas evidenciaban la verdadera magnitud del problema, y al aumentar el número de pacientes atendidos provocarían una alarma y emergencia sanitaria que haría un llamado de atención a la dirección de salud de la provincia y nación, es preferible ocultar que solucionar el problema.

La pobreza, el olvido, el hambre, la corrupción, el aprovecharse del vulnerable, son las constantes que provocan en un país rico, la muerte de los pobres para que los ricos no los vean.

La única verdad es la realidad, es lo que constantemente dice un argentino, común y corriente llamado Juan, que podría un ser un Pedro o un Luis cualquiera, pero este señor se dedicó a visualizar la problemática, para que esta situación termine, ayuda a los enfermos en sus necesidades y a los operadores de la justicia y de la salud que les importa el bienestar de los pueblos originarios, pero el hacer esto hace que se conviertan en un obstáculo para los capataces, para los intendentes, los mandamas, los ministros, los Infranz, los ciegos y sordos del mundo que les molesta la pobreza y el dolor, pues estos últimos prefieren no saber, no escuchar, no mirar, no ayudar, no hacer nada, solo seguir su vida y que todo continúe igual.

En una conferencia de prensa un tal Capitanich, dijo que era un caso aislado la muerte de Nestor, un niño indígena que muere de tuberculosis, que fue detectado, por una agente sanitaria indígena, y que subió la foto de este niño en Facebook y esto provoco que el director del Hospital Nestor Kirchner de Bermejjito, le prohíba subir más fotos de los niños, pues evidenciaba lo que todos quieren ocultar.

Son muchos los casos de tuberculosis, como nos contó una enfermera que cobraba 800 pesos por mes, que trabaja a veces 29 días al mes, sábado y domingo de 6 a 22 hs pues a veces realiza doble turno.

Ella al asumir el cargo de enfermera y encargada de la atención de todos los pacientes de tuberculosis, un encargado del hospital le indico que atendiera a los pacientes de tuberculosis de forma light(liviano), por desgracia para este encargado del hospital Nestor Kirchner, la enfermera, no sabía lo que significa la palabra light, y entendió que debía ir a fondo, a curar hasta el último paciente de tuberculosis, entonces interno a 40 pacientes y a treces más pidió su tratamiento y quería ir a comunidades vecinas para buscar a más pacientes, pero para ello pedía la ambulancia, pues ella se caminaba todo para encontrar a los pacientes, pues no tenía moto o bici para hacerlo, y los pacientes no podían trasladarse, pero esta enfermera por hacer su trabajo fue despedida.

Son muchos las denuncias por eso también le dejamos una lista de videos en donde se escucha y se ve los reclamos y las denuncias, pero lo más lamentable, es que siguen las mismas falencias, la gente sigue tomando agua del charco, no hay agua potable, ni red que le suministre tal elemento, las donaciones que son entregadas al hospital o algún puntero político que dice ser dirigente indígena se queda con las donaciones para uso personal y no le entrega a la comunidad esas donaciones.

Y las enfermeras y agentes sanitarias que denuncias estas falencias o el excesivo número de casos de desnutrición, tuberculosis, chagas o demás, son amenazadas si siguen con estas denuncias de ser despedidas o trasladadas a otro centro médico menor y alejado de las zonas más pobladas.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=11355