«

»

Feb 23 2015

Imprimir esta Entrada

Es la desnutrición otro Desastre Humanitario? Por Rubén A. Galup

Por Rubén A. Galup
Médico Cardiólogo
M.N. 48.783
D.N.I. 8.400.925

Tasa de Mortalidad Infantil – Tasa de Mortalidad en Menores de 5 años

Intentar hacer un informe sobre desnutrición, malnutrición y hambre en la República Argentina es una tarea quimérica, la falta de estadísticas oficiales o los intencionados vicios que estas presentan, dificultan cualquier aproximación a la realidad.

Intentaré abordar el tema basándome en cifras comparativas de datos aportados por la OMS y la Universidad Católica Argentina a través del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, que se aproximan bastante a la verdad; sin hacer demasiada mención a cifras de medición, debido a que son tan dispares que en verdad hay “para todos los gustos”.Cuando hablamos de Mortalidad Infantil (M.I.) nos referimos a la cantidad de niños que mueren antes del año por cada mil nacidos vivos.
Es un indicador de la calidad de vida de la población. Lo utilizan los organismos internacionales para catalogar el nivel general de desarrollo de un país. (UNICEF, OMS, Banco Mundial, etc.). Otro importante indicador es la Tasa de Mortalidad en Menores de 5 años, representa el período de mayor vulnerabilidad posterior a la lactancia, estando en íntima relación con parámetros tales como inmunización, agua potable, salud materna, nutrición materno-infantil, etc. Según el Banco Mundial en el año 2012 fue del 14‰ para la República Argentina.
Alrededor del 50% de los casos de muerte por debajo de los 5 años son provocados por “enfermedades de la pobreza”; entre las cuales la desnutrición, es sin dudas la más importante. Aunque raramente figura como causa de muerte en los certificados de defunción, debido a que esta sobreviene por causas asociadas, habitualmente infecciosas, (diarrea, infecciones respiratorias incluida la neumonía, tuberculosis, etc.), que se presentan como  complicación, dada la afectación global del organismo que provoca la desnutrición.

Hambre – malnutrición – desnutrición

La falta de ingesta provoca una sensación altamente subjetiva, el hambre. Esta puede ser morigerada por elementos poco nutritivos o no nutritivos e incluso puede ser “opacada” por acostumbramiento; dando lugar a la malnutrición y a la desnutrición.
La malnutrición, paso previo a la desnutrición, se produce cuando la dieta balanceada es reemplazada por “lo que se tiene a mano”, que habitualmente son productos de bajo precio, ricos en hidratos de carbono y grasas pero con bajo contenido de proteínas, vitaminas y minerales.
Debemos tener presente que en los primeros años de vida se completa la formación del sistema nervioso. Si el niño no recibe adecuada alimentación se retardará y aún detendrá su desarrollo, acompañado en la mayoría de los casos por déficit de crecimiento pondoestatural, con la nefasta consecuencia de un deterioro de la capacidad de aprendizaje y del coeficiente intelectual, que ya no recuperará por el resto de su vida.
Como dije, los guarismos de desnutrición, malnutrición y hambre en la República Argentina son confusos y dispares según la fuente consultada. La Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud no registra datos sobre desnutrición, sin embargo todos los días se publican casos de niños muertos a causa de desnutrición extrema, lo que, teniendo en cuenta que los casos conocidos son sólo la punta del iceberg, torna el problema altamente preocupante.

El diagnóstico no es complejo y cualquier agente de salud o docente puede estar en condiciones de efectuarlo con una simple tabla pondoestatural, una balanza y un centímetro. Considerando un alerta cuando se detecta una disminución de peso de un 15%, entre el 15 y el 25% indica una desnutrición leve o de 1er. grado, moderada o de 2do. grado cuando está entre un 25 y un 40% y grave o de 3er. grado cuando es mayor del 40%.
Para intentar una conclusión me centraré en comparar las cifras de Mortalidad Infantil, para años iguales, entre nuestro país y la República de Cuba; cifras avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo dependiente de las Naciones Unidas, entre cuyos integrantes no hay una manifiesta “tendencia” socialista.
La Mortalidad Infantil en la República Argentina para el año 2012 oscila, según la fuente consultada, entre el 11,1 y el 13,6‰, por lo cual tomaré un 12‰, esto significa que de los 738.318 nacidos vivos en el mismo año murieron 8.860, cifra equivalente a algo más de 24 niños por día, 1 niño muerto cada 60 minutos!!!… Debemos, en este punto, tener en cuenta que en las provincias del NEA y NOA, especialmente entre la población indígena, los índices de M.I. son muy superiores al promedio del país.
En el año 2012 la Mortalidad Infantil en Cuba fue del 4,7‰… Sí, Cuba, un país sometido desde hace 50 años al más pérfido bloqueo por parte de la primer potencia militar del planeta, apoyado cobarde… indignamente por el resto del mundo capitalista incluidos los gobiernos títeres de América Latina… Esa América Latina que desde hace unos años comenzó a despertar en busca de otro horizonte… más justo… más igualitario…

Desastre Humanitario

Retomemos el concepto. Tomando el índice cubano de M.I. como un límite cercano al que producen las enfermedades de difícil prevención (prematurez, enfermedades congénitas, tumorales, y el síndrome de dificultad respiratoria, entre otras); son, sin dudas, las enfermedades “altamente prevenibles”, (infecciones respiratorias, tuberculosis, diarrea, desnutrición), las que marcan la diferencia
Dichas enfermedades “altamente prevenibles” aumentan la Tasa de Mortalidad Infantil a “nuestro” favor, entre el 12‰ y el 4,7‰ cubano, en un doloroso 7,3‰, lo que significa que en la República Argentina mueren cada año 5.390 niños de causas “altamente prevenibles”… 15 niños por día… 1 niño cada 96 minutos!!!…
Esta simple e irrefutable afirmación, debido a que es tomada de cifras oficiales, equivale a decir que en nuestro país la desidia, la ineficiencia, la impericia y la corrupción de la clase gobernante asesina a 5.390 niños por año. Con el concluyente agravante que el país produce alimentos para una población abrumadoramente mayor que sus casi 42 millones de habitantes!!!…
Si pensamos que en el nefasto período 1976-1983 de la última sangrienta dictadura militar murieron y/o desaparecieron 30.000 personas y lo comparamos con los 43.120 niños que mueren en igual período de tiempo, de “causas altamente evitables”, pregunto:
Podría considerarse un “crimen de lesa humanidad”?…
Está muy distante la situación de la República Argentina, en cuanto a desnutrición infantil, del “Desastre Humanitario”?…

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=11318