«

»

Feb 14 2015

Imprimir esta Entrada

Manejo y uso tramposo de los fondos públicos en Chaco

 

ELEVO LA INVESTIGACION AL MINISTRO EL 23 DE ENERO

Auditoría de Tesorería: Duré comunicó a Femenía lo que quiso desmentir

Surge de la investigación interna «el riesgo que implica para la seguridad del Sistema Integrado Financiero del Estado que se permita un circuito paralelo de extracción de fondos por mecanismos que no corresponden». Esto podría llevar a denuncias penales y hasta juicio político a los funcionarios responsables del área.

42925_crop

FACSIMIL. Milcíades Duré eleva la auditoría sobre el faltante de $5.497.009.223,84 a Federico Muñoz Femenía. Luego trata de desvincularlo y acusa a LA VOZ DEL CHACO de «calumniar al Poder Ejecutivo» y que el facsímil «no responde a un documento que haya sido elaborado por personal de Contaduría de la provincia». El documento aquí impreso indica lo contrario.

943842

El contador general de la provincia, Milcíades Duré, solicitó a LA VOZ DEL CHACO, por medio de un escrito, un derecho a réplica respecto al «robo hormiga» de casi $6 millones en la Tesorería General publicado por este medio el pasado lunes 9. Su solicitud, a la que se accedió sin ningún problema, fue publicada en la edición del viernes, pero ahora nobleza obliga a informar que sí estaba informado de la cuestión y que fue él quien puso al tanto del resultado de la auditoría al ministro de Hacienda Federico Muñoz Femenía. (Ver facsímil)
Tal lo publicado por este matutino el caso fue conocido en septiembre del año pasado. En esa fecha se inició una investigación interna y se corroboró el faltante de casi $6 millones a través de movimientos del sistema Interbanking; y este medio accedió a la documentación que indica que el dinero fue remitido a cuentas de personas físicas ajenas al Estado.
Sin embargo, el contador general de la provincia cuestionó el facsímil publicado en éstas páginas. Según Duré, «la copia del facsímil publicado (el lunes 9) en la página 20 del medio gráfico no responde a un documento que haya sido elaborado por personal de Contaduría de la provincia». Sin embargo el facsímil que acompaña esta nota demuestra todo lo contrario, y además coincide con la firma y sello del documento por medio del cual solicitó derecho a réplica.
Las documentaciones a las que accedió este medio indican que tras la auditoría, el contador general del Chaco, Milcíades Duré, comunicó (el 23 de enero pasado) al ministro Federico Muñoz Femenía, sobre el resultado de la auditoría el pasado 23 de enero. Estas documentaciones advierten del faltante $2.109.575.205,58 en 2013 y $3.387.434.018,26 a septiembre de 2014, e indican que en ese área se habrían realizado «pagos sin sustento legal»; sin autorizaciones pertinentes, no se ejecuta presupuesto hasta que no se produzca el perfeccionamiento de la erogación respectiva; no se cumplen las normas relativas al régimen de contrataciones; posibilidad de que se efectúe duplicación de erogaciones, posibilidad de que se eludan los sistemas de control vigentes, y posibilidad de que se efectúen pagos ilegítimos.
En la auditoría se solicitó al tesorero general que informe quiénes son los responsables de la gestión de la modalidad de pagos Interbanking. Dos personas eran las autorizadas en la Tesorería General, y otros dos operadores (sólo para consulta) en el Nuevo Banco del Chaco. La entidad también respondió que tres eran las personas (administradores generales) encargadas de la consulta y transferencia, quienes poseen autorización y clave para realizar por sí transferencias bajo la modalidad Interbanking.
Bajo esa modalidad se constató «gran cantidad» de transacciones realizadas durante el período auditado, en total, la sumatoria de ellas fueron $5.497.009.223,84, a septiembre de 2014, cuando se descubrió que en ese área del Estado provincial se estaba realizando el «robo hormiga».
De esas transacciones se verificó la documentación de respaldo, verificación de la legitimidad de la operación, verificación de las condiciones de los receptores de la transacción.

Nuevas pruebas

Pero además, LA VOZ accedió a más documentaciones sobre la cuestión, y tienen que ver con las consideraciones que hace el subcontador general de la Contaduría General de la provincia, Parmenio Darío Molinari, quien con fecha del 19 de diciembre de 2014 eleva a la Mesa de Entradas de la Contaduría General un informe en relación a la auditoría realizada por el personal profesional de esa área respecto a los pagos realizados o impactados en el Nuevo Banco del Chaco y los registros de pagos procesados en el Sistema de Administración Financiera y Control (Safyc).
En síntesis, el informe que Molinari eleva a Duré, firmado por el supervisor general de la Contaduría, Alberto Vicesar, menciona las funciones del contador general de la provincia a través de su organismo la Contaduría General.
Se señala en consecuencia, que luego de la descripción conceptual y jurídica que se ha efectuado, «concretamente, estos pagos no cuentan con esa debida intervención ya que se han utilizado, procedimientos de cancelación de fondos que debieran haber sido previamente informados a esta Contaduría General o intervenido en forma previa a la documentación respaldatoria para el movimiento de esos fondos».
Pero además se marca «el riesgo que implica para la seguridad del Sistema Integrado Financiero del Estado que se permita un circuito paralelo de extracción de fondos a través de mecanismos que no responden a las autorizaciones y procedimientos que por normas legales se establecen, conlleva un evidente peligro con potenciales efectos negativos directos sobre el patrimonio de la Hacienda Pública Provincial, ya que a través de dicho circuito se eluden las medidas de seguridad vigentes».

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=11212