«

»

Feb 10 2015

Imprimir esta Entrada

En la línea del Indec, el Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial y el gobierno de Chaco manipulan la información sanitaria

La estadística que dieron a conocer los responsables del Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial es abiertamente errónea o falsa. En realidad, cuando hablan de “prestación” no se refieren a “pacientes”, lo que no fue aclarado con la intención de publicitar estadísticas irreales.

Es fácil demostrar que las cifras de “prestaciones” se deben dividir por 10 o más a la hora de traducirlas a número de pacientes. La opinión pública tiene derecho a saber que al ingresar un paciente al sistema inicia un recorrido de “facturación”, que comienza por la estación de enfermería en la que se le miden cinco (5) parámetros (tensión arterial, pulso, temperatura, estatura y peso). Esto, que en cualquier consultorio público o privado lo hace el médico como parte del examen del paciente, es considerado por los agentes que manejan la estadística del Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial como cinco (5) “prestaciones”, lo que constituye una evidente manipulación. Luego, el paciente pasa a la consulta con el o los médicos, donde siguen generando “prestaciones”.

Consideremos un paciente hipertenso, a modo de ejemplo. A su ingreso al consultorio se le efectúa examen físico, electrocardiograma y, en algunos casos, un fondo de ojos. Esta metodología, que en todo paciente hipertenso que consulta por primera vez es de buena medicina que se efectúe, es considerado por la estadística del Programa como tres (3) “prestaciones” más. A partir de este allí, se suman tantas prestaciones como estudios son pedidos (inyectables, recetas, rayos, análisis y otros), con lo cual se manipula y abulta el número de asistencias prestadas.

“Usina de prestaciones”

Podemos apreciar que para las estadísticas un paciente es considerado “una verdadera usina de prestaciones”, siendo común que una simple consulta médica genere diez (10) o más prestaciones. Debemos agregar a esto que siendo la atención habitual de pésima calidad, sobre todo “humana”, en las zonas alejadas de los grandes centros los habitantes de la región que acuden a los Camiones Sanitarios tratan de aprovechar al máximo el día y concurren a varias consultas, produciéndose -de esta forma- un número muy elevado en la demanda de asistencia sanitaria.
Respecto al número de pacientes atendidos, casi sin riesgo de equivocación, puede sostenerse que no existe ninguna posibilidad material de atender 27.323 en catorce (14) días, o sea 1.952 pacientes por día, cifra que supera ampliamente las posibilidades del equipo que trabaja en los operativos.

Acerca de las estadísticas del Programa por especialidades

En la especialidad de odontología, según el informe brindado por el gobierno de Chaco, se atendieron 3.149 pacientes, lo que da un promedio diario de 225, lo que resulta imposible que se haya concretado. Basta que recordemos nuestras visitas al odontólogo para darnos cuenta que un profesional o dos, que trabajen con un solo sillón odontológico, no puede atender 225 pacientes por día ya que aún haciéndolo las 24 hs. tendría un promedio de 6,40 minutos para cada uno. Si lo hace en una jornada habitual de 8 horas, la atención se reduce a 2 minutos por cada paciente.

Seguramente, se sumaron todos los arreglos que se hacen a una misma persona como diferentes prestaciones, que estadísticamente se habría traducido al número de pacientes. O sea que los responsables del Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial y el Gobierno del Chaco falsearon las estadísticas.

En la especialidad de oftalmología, la elaboración de 1.281 lentes a un promedio de 92 diarios es perfectamente factible ya que es lo que habitualmente ven los oftalmólogos. Los técnicos ópticos poseen una gran experiencia y dedicación. Trabajan hasta altas horas de la noche para terminar el trabajo del día. Pero, se debe tener en cuenta que la mayoría de los adultos precisan dos pares de lentes; uno para ver de lejos y otro para ver cerca ya que no se confeccionan lentes bifocales, motivo por el cual el número de pacientes es mucho menor que el número de prestaciones.

Sin embargo, la posible falsedad de la estadística no termina allí, sino que abarca “otras prestaciones oftalmológicas”. Se informó que se asistió a 5.466 personas, a un promedio de 390 diarias. Cualquier otra prestación oftalmológica insume mucho más tiempo que la medición de la agudeza visual para pasar al laboratorio la receta de los cristales apropiados. Esto demuestra, objetivamente el error o la falsedad en el número de prestaciones informadas.

En materia de clínica médica, cardiología, pediatría, obstetricia, las cifras informadas son altas pero no imposibles de realizarse. Se ha comprobado la capacidad de trabajo de la médica clínica, la médica pediatra y la obstetra. No es imposible que logren mantener ese nivel de atención, aunque el desgaste sería mayúsculo. Además, no se informó si trabajaron más de un profesional en la atención.

En la especialidad de cardiología, es raro que no informaran los electrocardiogramas por separado, como se hace habitualmente, por lo que es razonable sospechar que el número de pacientes fue falseado a través de la sumatoria de los electrocardiogramas realizados.

En relación a la especialidad de obstetricia, posiblemente sumaron en el número de pacientes las prestaciones efectuadas a los mismos. Es difícil que una sola obstetra atienda a 107 pacientes diarios.

En rayos, mamografías, laboratorio, farmacia, conociéndose la calidad profesional de los profesionales es probable lograran la cantidad de atenciones informadas.

En enfermería, si dividimos por cinco (5) las 18.771 prestaciones informadas, este servicio habría beneficiado a 3.754 personas, con un promedio diario de 268 pacientes, cifra que es coherente a la hora de prorratearla entre las distintas especialidades, teniendo en cuenta que un mismo paciente aprovecha el día y recorre varios especialistas, de los que se desprenden ordenes para rayos, laboratorio y otros estudios complementarios.

Se atendieron 3500 pacientes

Con suma facilidad se ha demostrado el error o la falsedad de la información suministrada por el Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial y el Gobierno del Chaco cuando afirmaron que se asistió a 27.323 pacientes en catorce (14) días. No obstante ellos, parece verosímil que se realizaran 35.711 prestaciones, si consideramos que cada paciente genera 10 o más de ellas.Dividiendo las 35.711 prestaciones por 10 da 3.571 para los 14 días, a un promedio de 255 pacientes, cifra muy cercana al número deducido en el servicio de enfermería.

Como podemos ver, empleando la lógica y algo de conocimiento, es fácil concluir que durante los 14 días que se extendiera el operativo fueron asistidos estimativamente 3.500 pacientes y no los 27.323 informados. El Programa Nacional de Equidad Sanitaria Territorial y el Gobierno del Chaco informaron errónea o falsamente. Es claro que con esta metodología informativa no resolverán la profunda crisis que atraviesa el sistema sanitario y, fundamentalmente, las demandas insatisfechas de amplios sectores sociales que no tienen acceso a la salud pública.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=11160