«

»

Ene 16 2015

Imprimir esta Entrada

La muerte de una beba qom en Villa Río Bermejito, otro golpe bajo para los chaqueños

Fuente: Diario NORTE

Una beba qom de tres meses murió en Villa Río Bermejito el 13 de diciembre a la madrugada. Ocurrió en el paraje El Canal, un caserío ubicado a cuatro kilómetros del centro urbano mencionado, llamado así por estar emplazado sobre un curso artificial que se construyó tiempo atrás para desviar agua del río Bermejo al Guaycurú y que quedó seco como el proyecto.
La beba murió a causa de problemas respiratorios. La indignación entre la comunidad aborigen y Mirian Segundo, una agente originaria que trabaja en el puesto de salud de Bermejito, es porque no se la habría tratado como corresponde.
“La nena tenía problemas respiratorios, no se conocía la causa claramente pero aun así no le realizaron rayos ni placas. No la quisieron derivar por ser aborigen, debiera haber sido trasladada a Castelli donde existe un hospital de mayor complejidad”, evaluó Segundo.
NORTELa agente sanitaria fue también enfermera de Néstor Femenía, el niño qom de siete años que falleció de turberculosis y desnutrición el 6 de enero. La mujer cobra un contrato de obra de 2000 pesos pero asegura que hace su trabajo “por amor”. Quizá por ello no acepta el trato de algunos profesionales con los pacientes originarios.
“A Néstor lo rechazaron, no era bien atendido. El día que vino por primera vez a la salita acá en Bermejito, ni lo tocaron. Se presentó con 39.5 de temperatura y me mandaron a hacerle un inyectable pero sin revisarlo. Logré levantarle la remera y pude ver su estado de desnutrición. Pedí una ambulancia para ir a visitarlo a su casa y no me dieron, entonces subí su foto a las redes sociales, y recién en ese momento conseguí algo” recordó Segundo.
Cuando logró que internaran a Néstor, la cosa no fue mucho mejor. Se le detectó tuberculosis pero la familia no tenía alimento necesario para complementar el tratamiento. “El quería comer manzanas, siempre pedía comer manzanas. Por suerte un domingo le pude comprar y comió” repasa Segundo.
Néstor de siete años, ahora una beba de tres meses y Segundo asegura que hay otros casos de niños aborígenes en muy delicado estado de salud a los que nadie atiende y se suman a una gravísima situación que no tiene respuesta del Estado. Por eso Segundo se acercó a una asamblea aborigen que se realizó el martes a la siesta en Bermejito y apoyó la decisión de realizar una protesta en principio el próximo 20 de enero.
Aunque se realizará una nueva asamblea el 19, las comunidades aborígenes de Bermejito, Castelli y El Impenetrable planean reclamar cortando rutas el día en que llegue a la provincia el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Jorge Capitanich.
“No tenemos pediatras ni bioquímicos, algunos médicos que tenemos no quieren tocar a estos pacientes. Yo vengo a trabajar y pienso y no quiero ser cómplice del asesinato de mis hermanos, por eso protesto” sentenció Segundo.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=10844