«

»

Dic 11 2014

Imprimir esta Entrada

El Centro Mandela ratifica sus denuncias sobre la grave situación sanitaria en el oeste.

Fuente: publicado en Diario NORTE, edición física del miércoles 10 de diciembre de 2014, sección Opinión, pág. 19

El Centro de Estudios Nelson Mandela (CENM) ratificó todos los términos de sus denuncias sobre la grave situación sanitaria en El Impenetrable y acerca de lo irrelevante que -frente a ese cuadro- fue el megaoperativo encarado por el gobierno provincial allí en materia de salud pública. La oenege lo hizo al contestar a una publicación del subsecretario de Desarrollo del Ministerio de Planificación Nallip Salomón, quien había salido a descalificar ios planteos del CENM.

La oenegé, en su respuesta, dice que el gobierno “conoce perfectamente la real dimensión del resultado de la investigación social que efectuó el CENM porque entregamos el documento completo cuando formulamos la correspondiente denuncia administrativa ante el propio gobernador en ejercicio por el posible desastre humanitario que supone el reinado de la vinchuca y que el mal de Chagas está fuera de control, especialmente en El Impenetrable, donde constituye una endemia dura y en expansión”

“La población, en gran número, ya contrajo esa cruda enfermedad, que como cuadro socio-sanitario se agrava diariamente porque se multiplica el vector con el parásito; mientras la inmensa mayoría de enfermos desconoce que contrajo el Chagas porque no han sido diagnosticados o informados que padecen el mal, no reciben el correspondiente tratamiento médico ni un seguimiento médico adecuado”, vuelve a denunciar.

Luego señala que a raíz de esto la organización no se quedó en las denuncias mediáticas, sino que se efectuaron presentaciones ante las defensorías del pueblo del Chaco y de la Nación, “suponiéndose que se están tramitando las actuaciones porque finalmente pretendemos que intervenga la Corte Suprema de Justicia de la Nación, experiencia que el Centro Mandela compartió en 2007 con el ex defensor del pueblo de Nación Eduardo Mondino, cuando finalmente este funcionario promovió un juicio contra Argentina y el Chaco por violación de los tratados internacionales de derechos humanos por el expediente que dio lugar a la cautelar que todavía hoy obliga al Estado nacional y al provincial a asistir a esas poblaciones con alimentos, agua y ayuda social.

“Hubiera leído inteligentemente”
El texto del CENM expresa que, si Salomón “hubiera leído inteligentemente el documento, otra podría haber sido su visión de la realidad como funcionario que postula la doctrina peronista como única verdad”, pero en cambio “‘burocráticamente recurrió a los papeles a través de los cuales se nutrió y formó opinión” con lo que “incurrió en el fenómeno indeseable de publicar una opinión desinformada o desatinada, cuyas consecuencias son inestimables.

El Centro Mandela, cuyo coordinador es el abogado Rolando Núñez, reivindica la veracidad y certeza de los datos ofrecidos en su informe, y dice que -entre otras fuentes- se basó en el cuaderno de notas de un profesional que pudo ver de cerca en qué consistió el megaoperativo oficial. “Es tan descarnada la descripción que realizó este médico, que su contenido produce dolor, estupor e indignación por el desempeño de los funcionarios y de algunos agentes del sistema de salud pública” resalta.

Al respecto dice que ese cuaderno de notas “puso en evidencia concreta la deshumanización y la desorganización del sistema, como también el montaje efectista que luego se difundió masivamente por los medios de comunicación como un gran trabajo y una extraordinaria intervención para atender a comunidades indígenas y criollos que viven en El Impenetrable. Ahora decimos que es necesaria la lectura de este diario para comprender el proceso inhumano de dominación y subordinación que predomina en el monte chaqueño.

“Salomón debiera leer este diario. Le puede servir para que difunda opinión informada y objetiva. Está invitado a leer el diario porque nuestras puertas están siempre abiertas a todos” plantea la oenegé.

Funcionamiento caótico
La extensa réplica lamenta que Salomón, “además de evitar pronunciarse sobre el mal de Chagas, lo que está muy mal y resulta inexplicable para cualquier dirigente peronista en función pública, basándose en papeles oficiales perfectamente redactados, que no confeccionó ni manejó, se redujo a defender el megaoperativo sanitario aunque la realidad fuera y es otra, que suponemos conoce porque pasó por un cargo importante en Salud Pública cuando el ministro Oscar Holzer, de discreto desempeño en esa función y actual responsable de planificar y ejecutar megaoperativos sanitarios desde el gobierno nacional. Por lo tanto. Salomón debiera que el sistema sanitario funciona caóticamente con escasos resultados positivos, Influido por los fenómenos de desorganización y de deshumanización, lo que ha llegado a niveles superlativos que la comunidad paga con pérdidas de salud y vidas”. Luego le recuerda al funcionario que el propio Perón, en una publicación de 1952, aconsejaba juzgar todo empíricamente -o sea por las soluciones- para “no engañarse a sí mismo” ya que en caso de no guiarse por hechos sino por teorizaciones “confundiremos lo bueno con lo malo y lo malo con lo bueno” Núñez reflexiona que pareciera “que muchos dirigentes del actual gobierno no aprendieron y así nos va, especialmente para los pueblos más pobres que viven en El Impenetrable sometidos a la vinchuca y al mal de Chagas, a tuberculosis, a la desnutrición, malnutrición, a la parasitosis y tantos males que cuesta enumerarlos, que puestos en conjunto demuestran el fracaso de las políticas, de las acciones y de los programas de este gobierno y de los anteriores en lo social y sanitario”

Se sabía
El Centro Mandela afirma que “se sabía que el megaoperativo no podía generar los resultados que potencialmente se pudieron haber contemplado o planeado. Los escasos beneficios sociales y sanitarios de esta intervención obedecieron a muchas causas, varias de las cuales desarrollamos en el documentó cuya síntesis periodística publicó NORTE el domingo 23. Pero el factor más objetivo e indiscutible que conspiró contra el potencial de buenos resultados consistió en que el sistema sanitario público instalado en El Impenetrable funciona muy mal, caóticamente y con escasos niveles de eficiencia y de eficacia” a lo que se sumaron “las limitaciones impuestas por órdenes silenciosas dirigidas al ocultamiento de la realidad’’

Yendo a los datos precisos, la organización marca que “el operativo respecto del mal de Chagas contemplaba la fumigación de! 100% de las viviendas de El Impenetrable, que se estimó en aproximadamente 9500 unidades, según el informe preliminar que se había confeccionado. Se debía trabajar en cinco zonas. En febrero de 2014 se comenzó en el área de El Sauzalito para fumigar 2525 viviendas; sin embargo solamente fumigaron menos de 1000, o sea el 39,60% de los ranchos. En marzo de 2014 el operativo se trasladó a Comandancia Frías (718 viviendas) y Fuerte Esperanza (751 viviendas), de fas cuales solamente fueron fumigadas alrededor de cien ranchos, o sea un 6,81%, con la buena voluntad de un equipo integrado por tres personas de Salud Indígena ya que los agentes del Programa de Lucha contra el Chagas de Chaco, con tres camionetas, estuvieron acampando en Frías varios días y al comprobar que no íes depositaban sus viáticos se retiraron de! lugar y regresaron a Resistencia”.

Respecto de las restantes zonas dice que “no se fumigo ningún rancho en Misión Nueva Pompeya, sobre el total previsto de 2.95 viviendas, como tampoco en El Sauzal y Wichí-EI Pintado (624 casas) y Miraflores (2622 ranchos). En definitiva, fue tan deficitario el desempeño en el marco del costoso y ampuloso megaoperativo planificado que se fumigaron -en el mejor de los casos-1100 viviendas de un total de 9335.0 sea que el resulta-do logrado apenas habría alcanzado el 11,78% de la meta que se había planificado, dato que marca perfectamente la infructuosidad de la intervención. Si sumamos la falta de un programa -continuo y permanente- de fumigación, que cada cuatro meses debieran organizar Nación y el Chaco, ‘la verdad y la realidad’ que enseñaba Perón quedan objetivamente reveladas y a! desnudo’’

Casas casi todas infestadas
Respecto del informe de que en el 90% las casas estaban infestadas de vinchucas, que diera lugar a la respuesta del gobierno, el Centro Mandela señala que este hecho “está reflejado en la estadística confeccionada sobre 3000 personas que fueron entrevistadas en el operativo, cuando -además- se efectuaron casi 2000 electrocardiogramas que, inesperadamente, fue corroborado por los papeles que leyó Salomón. Aceptaron que ‘existe la posibilidad de que el 90% de las viviendas hubiesen estado infestadas antes de la fumigación que se realizó en el megaoperativol Sobre la base de este reconocimiento, se entiende que si la fumigación que realizaron, cuya efectividad ponemos en duda, fue del 11,78% del total (9335) de viviendas, la infestación bajaría al 78,22%, lo que refleja un cuadro socio-sanitario caótico y de posible desastre humanitario. Si sumamos que las 1100 viviendas trabajadas no fueron re-fumigadas cuatro meses después (y ya han pasado nueve meses), se volvió a la situación anterior la intervención del megaoperativo porque epidemiológicamente se debe considerar que en la actualidad el 90% de las 9335 están nuevamente infectadas de vinchucas’’

“Ésta es la realidad de la que hablaba Perón y que Salomón pretende negar, io que lo convierte en un militante del negacionismo del mal de Chagas y en un activista para que esta endemia permanezca en la sombra e integre las cifras negras de la salud. Esa actitud facilita que la vinchuca se multiplique geométricamente y que aumenten los enfermos de mal de Chagas” responde el Centro Mandela.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=10462