«

»

Feb 21 2012

Imprimir esta Entrada

Según el Centro Mandela, el conflicto por el Defensor del Pueblo es un mamarracho

Según el Centro Mandela, el conflicto por el Defensor del Pueblo es un mamarracho

 

El coordinador del Centro de Estudios Nelson Mandela dijo que la mayor responsabilidad es del Gobernador y apuntó a los diputados, al decir que la Legislatura parece “un almacén” en donde cada funcionario “consigue sus privilegios de muchas maneras: con contratos, beneficios y prebendas, que son parte de las negociaciones”.

El coordinador del Centro de Estudios Nelson Mandela, Rolando Núñez, consideró que los problemas que se están generando con la designación del defensor del Pueblo son “un mamarracho y el principal responsable es el gobernador Jorge Capitanich” por no prever la situación.

Es que ahora desde los bloques del PJ y de la Alianza pretenden que el designado Gustavo Corregido se disculpe públicamente y mediante una solicitada en los medios de comunicación por sus dichos cuando tildó de “corruptitos políticos”, a los legisladores que habían votado la designación de las personas que conformarían la estructura de la Defensoría, para así recién avanzar en la ratificación de su cargo. “Esto es un mamarracho evidentemente, y creo que la primera responsabilidad es del Gobernador porque es quien ha tenido la iniciativa política para plantear el avance en los términos que generó el conflicto”, sostuvo Núñez, debido a que fue el mandatario quien lo propuso en el puesto, junto con Daniel Illia como adjunto, gracias a “un acuerdo bipartidista”.

Aclaró que en el Centro de Estudios Nelson Mandela, desde un principio aseguraron que se debía elegir mediante concurso de antecedentes y oposición, incluso luego de un debate social a través de la consulta popular, y no de realizarse como se lo hizo, a pesar de que no es ilegal pero sí acarrea la crítica de muchos sectores sociales que reprochan la designación como una decisión del gobernador.

“Esto que está pasando tiene como responsable a Capitanich, luego a los partidarios del radicalismo y el Pj y también a los diputados que designaron a Corregido en su puesto”, insistió, puesto que “el arrepentimiento público del designado defensor del Pueblo lo va a dejar expuesto y le va sacar autoridad”.

De hecho, opinó que el tema ya se está tornando “nauseabundo” afectando a la institución misma de la Defensoría, mientras que la Cámara de Diputados “parece un almacén de conveniencia porque cada cual consigue sus privilegios de muchas maneras: con contratos, beneficios y prebendas, que son parte de las negociaciones”, criticó.

 

Afecta a la institución

Núñez lamenta que se esté desatando semejante inconveniente que no conduce a ningún lado y que solamente “afecta gravemente a la institución futura porque Corregido e Illia tienen que someterse a estos requerimientos”, siendo ésta una de las estrategias que manejan parte de los bloques, que cuentan con “un deseo de doblegar a Corregido con la retractación de sus dichos”.

Y es en este marco en que analiza la responsabilidad del Gobernador que “no previó que esto podía ocurrir”.

Enlace permanente a este artículo: http://www.centromandela.com/?p=1001